thumbnail Hola,

El temporal que azota toda España podría poner en riesgo la disputa del partido en el Sánchez Pizjuán.

El estado del césped del estadio Ramón Sánchez Pizjuán es ahora mismo una incógnita. Hace varias horas que no para de llover en Sevilla y el partido que esta noche debe disputar el Barcelona podría correr el riesgo de quedar suspendido.

El buen drenaje que tiene el estadio sevillista podría no ser suficiente para garantizar que el partido se dispute en buenas condiciones. No sería la primera vez que un duelo entre nervionenses y catalanes se suspende, ya que en la temporada 2005-2006 una tremenda granizada obligó a que el partido se aplazase hasta mayo.

Para las nueve de la noche, se esperan grandes aguaceros sobre la capital andaluza y vientos de alrededor de cuarenta kilómetros por hora. A buen seguro que no serán las mejores condiciones para la disputa de un partido de fútbol y habrá que esperar cómo responden las instalaciones sevillistas al temporal.

Artículos relacionados