thumbnail Hola,

El '23' podría volver a un once inicial en Liga un mes después. Para ello ha necesitado que Di María y Xabi lleguen tocados al partido ante el Villarreal, con Ronaldo sancionado

Cuando el Real Madrid visitaba al Villarreal en la cuarta jornada de Liga, nadie dudaba de que Isco Alarcón era una de las mejores armas que tenía el equipo blanco en su ya de por sí amplio repertorio. Hoy, una vuelta después, el fantasioso jugador malagueño se ha quedado sin espacio en el ataque del equipo blanco. Ancelotti se ha quedado prendado por el esquema 4-3-3, donde ha descubierto en Ángel Di María a un gran centrocampista de mucho recorrido, a un imperial Luka Modric, y hasta a un Asier Illarramendi que puede jugar al lado de Xabi Alonso, donde nunca hubiera jugado a tenor del juicio del propio Ancelotti cuando comenzaba el curso. Todos ellos tienen reservado su hueco, pero no así Isco Alarcón.

El técnico merengue no termina de verle con el recorrido suficiente para jugar en la línea de medios, y ha decidido probarle hasta de falso ‘9’ con tal de darle algunos minutos. Sin embargo, sin una posición determinada, y en una plantilla de semejante calibre, el resultado es que Isco se ha quedado muy atrás en la lista de preferencias del técnico: por detrás de los Xabi, Modric y Di María, pero también detrás de Illarramendi o Jesé, los recambios habituales del preparador de Reggiolo últimamente en ese 4-3-3, sin terminar de animarse a devolver el 4-2-3-1 donde Isco tendría su espacio como el mediapunta del Real Madrid. Al menos hasta hoy.

Y es que este sábado ante el Villarreal, Carlo Ancelotti podría por fin darle minutos a Isco Alarcón de inicio. Pues según ha confesado el mismo técnico, ni Xabi Alonso ni Di María han terminado de recuperarse del todo del esfuerzo en la Copa. Tampoco Pepe, y hay que añadir que Cristiano Ronaldo está sancionado. Así las cosas, el técnico merengue podría darle galones a Illarramendi y Modric en la medular, con Benzema en la punta de lanza, y el tridente Bale-Isco-Jesé por detrás. Y es que ya lo ha dicho muy claro el italiano: “Si alguno no se recupera bien, no jugará. No voy a arriesgar, porque tenemos jugadores frescos y un partido muy importante el martes que viene”.

Sería así la primera vez que Isco es titular en Liga con el Real Madrid en el último mes. Sí lo había sido en Copa del Rey ante Osasuna y Espanyol (ambos en el partido de vuelta), pero no así en el campeonato doméstico. El último partido que jugó de titular en Liga fue precisamente ante el Celta de Vigo el pasado 6 de enero. En total, en este año 2014, Isco ha jugado 288 minutos del total de 900 posibles. Esto es, apenas un 32%. Demasiado poco para lo que se esperaba del ‘23’ blanco cuando el Real Madrid visitó El Madrigal cinco meses atrás.



Artículos relacionados