thumbnail Hola,

Toquero The Boss, nuestro columnista estrella, nos habla de las diferentes normas que acabarán con la polémica en el deporte rey

Menudo drama se ha montado tras el partido del domingo en San Mamés. De nuevo, se ha dejado a un lado el bonito partido de fútbol que se vio y se ha centrado toda la atención en la expulsión de Cristiano Ronaldo (pobrecito). Justa, injusta, el acta está mal redactada… se ha generado un debate interminable, y eso es culpa del reglamento. Si fuera más claro, estas cosas no pasarían, así que hoy voy a proponer varias normas tremendamente innovadoras que evitarán todas estas aburridas discusiones. Manos a la obra:

Norma Mateu Lahoz: solo es falta si hay sangre, amarilla si hay amputación y roja en caso de defunción del jugador. Un poco radical, pero innegablemente claro.Norma Goya: hay mucho cuentista suelto por los campos de fútbol, y suelen hacerlo muy mal cuando simulan agresiones. Para promover mejor calidad artística y dar un espaldarazo al cine español, yo crearía un nuevo galardón en los Goya llamado “Mejor Futbolista Cuentista”. No soluciona nada, pero al menos nos ahorraríamos actuaciones penosas cada vez que dos cabezas rivales se rozan en plan macho alfa.

Norma Anna Tarrés: del mismo modo, cuando un jugador se tire dentro del área haciendo un piscinazo, se parará el partido inmediatamente para que la ex entrenadora de la selección española de natación sincronizada le eche en cara su “paupérrima técnica en el salto y la falta de plasticidad en el movimiento final digna de un koala octogenario”. Merecido.

Norma Espartana: los árbitros son muy malos, y para colmo no imponen su autoridad. Como seguirán siendo malos, en vez de clases de teoría arbitral se les machacará físicamente hasta ponerlos como Leónidas y sus 300 soldados. Arbitrarán en calzoncillos y capa, luciendo abdominales y sustituyendo el silbato por un espada. A ver quién es el listo que le protesta cuando decreten “Esto… es… ¡PENALTY!”.

Norma Siglo XXI: a alguien de la Federación se le ha pasado por al alto que estamos ya en el siglo XXI y que no costaría nada revisar ciertas polémicas con imágenes en el mismo momento que se producen. Además incluso podría suponer más dinero en publicidad, insertada subliminalmente en las nuevas tecnologías usadas (Ejemplo: Ojo de Halcón… Viajes).

Norma Spiderman: “Un gran poder conlleva una gran personalidad”. Cuanto más dinero reciba el club por derechos televisivos, más ejemplo de deportividad deberán dar sus jugadores sobre el terreno de juego, puesto que se supone que les ve más gente por televisión. Barça y Madrid, a ponerse las pilas.

Norma Tercer Tiempo: la gran tradición del rugby de tomar una cerveza con el rival al finalizar el partido para confraternizar. Evidentemente se adaptaría a las costumbres españolas, y la cerveza sería sustituida por un cubata de alcohol barato en una discoteca poligonera.

Norma Erudita: todas las protestas al árbitro deberán basarse en una de las principales corrientes filosóficas de la historia de la humanidad, citando a grandes filósofos para dar solidez a los argumentos. Ejemplo: “Señor colegiado, según mi punto de vista no ha sido falta, pero como acérrimo aristotélico que soy, solo sé que no sé nada, así que no me haga caso”.

Norma Definitiva: quedará estipulado claramente en el reglamento la siguiente máxima. “No deis tanto el coñazo con polémicas arbitrales y disfrutad del fútbol, me cago en mi estampa”. Quizás no esté expresado en términos jurídicos, pero si en términos que la gente entenderá perfectamente.

Pues estas son mis recomendaciones. Espero que el señor Javier Tebas, Ángel María Villar y demás lean esto y empieza una nueva era en el fútbol español. Es el momento, amigos y amigos, el futuro está aquí. ¡Feliz semana!

 

Artículos relacionados