thumbnail Hola,
La residencia del Real Madrid para la cantera. Un caramelo que Mosquera y Sarabia no llegaron a probar

“Nos hubiera gustado tener esta residencia cuando jugábamos en el Real Madrid”, confiesan a Goal Mosquera y Sarabia

La residencia del Real Madrid para la cantera. Un caramelo que Mosquera y Sarabia no llegaron a probar

Alberto Piñero (Goal España)

Los dos jugadores del Getafe, formados en las categorías inferiores del club blanco, desgranan en exclusiva las opciones de las nuevas instalaciones merengues desde su experiencia

EXCLUSIVA

El Real Madrid inauguró este viernes sus residencias para el primer equipo y la cantera, construidas en la misma Ciudad Deportiva de Valdebebas. “Una deuda histórica” que tenía el club con su cantera, según el propio Florentino Pérez. Ya estaban operativas desde hacía tiempo, pero este viernes fue la puesta de largo en un multitudinario acto. Con la presencia de Ana Botella, Ignacio González, Miguel Cardenal, don Alfredo Di Stéfano, la junta directiva merengue, miembros de la primera plantilla de fútbol y baloncesto, miembros de la cantera, y una llamativa y nutrida representación de ex jugadores madridistas.

Y no hablamos ya de leyendas como Pachín, Amancio o Santisteban, que también estaban presentes en el acto y tienen un lugar de privilegio en la historia del Real Madrid. Sino de algunos ex jugadores merengues que hacía no tanto tiempo estaban todavía defendiendo el escudo madridista. Es el caso de Santi Aragón, Paco Pavón, Borja Fernández, Pablo Sarabia o Pedro Mosquera. Todos ellos formados en las categorías inferiores del Real Madrid e invitados ex profeso por el club blanco a un evento tan simbólico y representativo. No se lo quisieron perder… y lo cierto es que quedaron maravillados con las instalaciones.
Al menos, dos de los jugadores del Getafe con los que pudo hablar Goal en exclusiva, Sarabia y Mosquera. Que no hace tanto tiempo estaban en esos mismos vestuarios de la Ciudad Deportiva de Valdebebas, y que a su regreso contemplaban con sorpresa y cierta envidia de la sana cómo se había transformado la casa del Real Madrid.

“La nueva residencia es un paso adelante para el club y para todos los chicos. Vivirán de cerca en un ambiente de fútbol, no tienen que desplazarse, y podrán seguir adelante con sus estudios, con unas facilidades que les están poniendo aquí que se agradecen”, confesaba Pedro Mosquera en exclusiva, gallego de nacimiento pero que ha pasado media vida entre esos mismos muros de la Ciudad Deportiva de Valdebebas, y la residencia que el Real Madrid tenía concertada con el SEK. Seis años, concretamente, de los doce a los dieciocho años de edad.





“Viendo las instalaciones, claro que nos hubiera gustado poder tenerlas cuando jugábamos aquí”, espeta Mosquera. “Aunque yo que estuve seis años en el SEK, estoy muy agradecido por cómo me trataron allí y lo bien que me formaron. Es un cambio importante, pero si ya antes la educación era ejemplar, ahora todavía un poco mejor. A nivel de instalaciones es un paso más, a nivel de educación, es de suponer que al menos será tan buena como antes”.

Pablo Sarabia por su parte también estudió los dos años del Bachillerato en el SEK. El talentoso mediocampista del Getafe pasó por todas las categorías inferiores del Real Madrid hasta llegar al Castilla, y aunque no tuvo la necesidad de vivir en la residencia concertada por el club blanco, conoce de primera mano también el cambio radical que puede suponer para los jóvenes canteranos tener semejantes instalaciones a su alcance. “Sí se echaba de menos una residencia en algún momento, la verdad”, confesaba Sarabia en Goal. “Es cierto que en Majadahonda estaba bien la residencia, pero no tenían la independencia que podrán tener aquí los chicos. Aquí pueden tener una atención más específica hacia ellos. Todo lo que sea independencia de otras instituciones, colegios o residencias puede ser positivo. Con esta nueva residencia va a ser un paso adelante para el club en la formación de sus canteranos”.

“Un paso adelante”, aseguran. Justo las mismas palabras que utilizaba Florentino Pérez en su discurso institucional. Después de muchos años barruntando esa opción, por fin el Real Madrid puede contar con una residencia propia para sus canteranos, donde combinar la vida, los estudios y el fútbol de una sola vez. Las bases están sentadas ya por tanto a la espera de unos inquilinos que las merezcan.










Artículos relacionados