thumbnail Hola,

La plantilla merengue quiso homenajear al reciente Balón de Oro. Esos aplausos y la foto con todo el equipo son el vivo reflejo de la admiración y respeto que existe hacia el '7'

EXCLUSIVA

Cristiano Ronaldo es el vigente Balón de Oro desde este mismo lunes. El portugués lo celebró, emocionado, en Zúrich durante la gala. El Real Madrid, representado por Florentino Pérez en el megalómano evento, también se congratuló, como no podía ser de otra manera. Hacía siete años que el club blanco no albergaba a un nuevo Balón de Oro, y cincuenta y cuatro años que no ‘fabricaba’ uno propio. Lógico, por tanto.

Pero por parte del Real, no sólo lo celebró el presidente madridista en Zúrich, y durante el vuelo de regreso a Madrid, sino que la entidad al completo vivió este martes un día de ésos de vino y rosas. Con toda la prensa mundial rindiéndose a los pies de su jugador número ‘7’, paseando por fin una inmejorable imagen del club blanco por todo el planeta. Y los primeros que se rindieron a Cristiano Ronaldo este martes fueron sus propios compañeros de equipo.

El luso regresó el mismo lunes por la noche de Zúrich, tras la gala, en el avión privado donde viajó toda la expedición madridista, precisamente para poder descansar y estar el martes por la mañana en la sesión matutina de entrenamiento que estaba prevista para las 11:00 de la mañana en la Ciudad Deportiva de Valdebebas. Fue allí mismo, a su llegada, cuando el vestuario merengue le tributó una calurosa, sincera y entrañable ovación, en reconocimiento a su nombramiento como Balón de Oro.

El propio Cristiano se llevó el galardón consigo a la Ciudad Deportiva, acaparando de inmediato el interés de todos los integrantes del equipo, tanto antes como después del entrenamiento. El mismo Ronaldo publicó a través de las redes sociales una foto que realizaron al inicio de la sesión junto a todo el equipo, tanto jugadores como empleados, alrededor del Balón de Oro. "Este premio es de todos. De todo el equipo y staff. Y de toda la afición!", era la leyenda que acompañaba la imagen. Poco después, Carlo Ancelotti hizo lo propio con el siguiente mensaje: "Una grande squadra”. Y Casillas dejó la que quizás fuera la felicitación más profunda de cuantas recibiera de forma pública: "Presumimos de tener el Balon de Oro 2013!!! Tus triunfos, los nuestros". El que, en definitiva, es el sentir de toda la plantilla: orgullo y perenne respeto hacia un jugador que ha luchado contra viento y marea por conquistar el balón dorado.

La imagen de toda la plantilla blanca con Ronaldo, reflejo perfecto de la confraternización del equipo para con el luso, pronto dio la vuelta al globo, reforzando así la imagen del club blanco en el exterior. Sin embargo, no fueron las únicas fotos que se hicieron los jugadores del Real Madrid con el Balón de Oro. Jesé Rodríguez sí publicó la suya en las redes sociales, por ejemplo. Pero fueron otros muchos los que quisieron retratarse junto al ‘7’ merengue, y especialmente, con el mismo galardón en las manos. Al fin y al cabo, con Ronaldo habían compartido mesa, mantel y partidos ya bastante tiempo, pero ese trofeo llevaba mucho tiempo sin pisar el vestuario del Real Madrid.

El equipo merengue no vuelve a jugar en el Santiago Bernabéu hasta el fin de semana del 25 de enero, que será cuando reciba al Granada en Liga. El momento para que tanto los jugadores como la afición puedan rendirle un nuevo tributo a Cristiano Ronaldo por la conquista del Balón de Oro, esta vez a los ojos de todos y sobre el mismo césped del coliseo blanco.




Relacionados