thumbnail Hola,

El central habló sobre las discusiones entre merengues y culés en el año en que se enfrentaron en todas las competiciones

Sergio Ramos es uno de los centrales del momento y así lo ha reflejado la revista 'Four Four Two', la cual le ha situado en el puesto 35 de los mejores 100 futbolistas del momento. El defensa ha escrito un artículo para la revista en el que ha hablado con sinceridad sobre hechos pasados que marcaron al futbolista tanto en el Real Madrid como en la selección española.

Durante aquella época en la que no cesaron los enfrentamientos entre merengues y culés, Ramos cree que hubo demasiada tensión acumulada. “La tensión entre los jugadores del Madrid y Barça tras esa serie de partidos que jugamos en contra en Champions, Liga y Copa fue excesiva pero encontramos una solución. No podemos vivir del pasado”, aseguró.

En aquellos lances, y también en otros, se especuló con su mala relación con Gerard Piqué aunque Ramos ha desmentido cualquier bronca con el azulgrana. “Se habló que tuve problemas con Piqué y no fue así. Hemos pasado tiempo juntos y he visto que es un gran chico, con un gran corazón”.

En el equipo merengue poco a poco tras varios años se ha ganado el cariño y el apoyo de la afición. Se siente querido por el madridismo. “Pienso que la afición agradece el esfuerzo de los jugadores. Me siento querido. Esta actitud de esfuerzo en el campo la aprendí de los que fueron mis mitos de pequeño: Puyol, Hierro, Maldini, Javi Navarro, Pablo Alfaro o 'Tiburón' Prieto”, destacó.

Una de las anécdotas que recuerda con mayor nitidez fue la conversación que mantuvo con Vicente del Bosque durante la Eurocopa 2012 en la que pidió permiso al seleccionador para lanzar a lo 'Panenka' un penalti. “Le dije a Del Bosque: '¿la puedo picar?' Él se rió y dijo que cuando llegara el momento no tendría agallas. 'Bueno, si llega la oportunidad tiraré el penalti y decidiré'. Y así ocurrió”, relata Ramos.

Artículos relacionados