thumbnail Hola,
Cristiano, el héroe de Portugal

La columna de Toquero_theboss: Repescando la épica

Cristiano, el héroe de Portugal

Getty

Nuestro columnista estrella nos habla esta semana de las repescas para el Mundial de Brasil

Los momentos más duros y tensos en la vida de las personas pueden convertirse en los más épicos. Quien no recuerda ese examen tan difícil para el que no estudiaste y lograste sacar un cinco a base de chuletas dignas de haber sido diseñadas por el mejor ingeniero aeroespacial del mundo; o quién no recuerda ese “no” rotundo de la chica guapa de tu barrio cuando le pediste salir pero que te sirvió para aprender la esencial lección vital que dice que lo importante está en el interior de las personas (dejad de reíros, malditos). Pues bien, en el mundo del fútbol, estas situaciones críticas que pueden convertirse en momentos únicos e inigualables se llaman repescas, y ayer vivimos unos bonitos ejemplos de lo que digo.

Empecemos por el SueciaPortugal. El seleccionador sueco, Erik Hamren, decía antes del partido que no se trataba de un Zlatan Ibrahimovic vs Cristiano Ronaldo. Y el tío lo dijo sin reírse ni nada. Pues bien, al final de los 90 minutos quedó claro que el tal Hamren mentía como si de un miembro del gobierno de Rajoy se tratara. Con Suecia jugando a algo más parecido al frontón que al fútbol y con los portugueses más pendientes de sus peinados a lo ‘Mad Max’ que de sentenciar la eliminatoria, aparecieron los de siempre. Primero Cristiano con su golito de rigor, después con Ibra en plan ‘Terminator’ metiendo dos goles en dos minutos, y otra vez Cristiano devolviendo los dos goles al sueco y humillando un poco más al bueno de Blatter de la Calzada. Fútbol, señores y señoras. Pero también os lo digo, si después de esto Cristiano no gana el Balón de Oro, Florentino Pérez ya puede ir llamando al de ‘Hermano Mayor’ porque la rabieta que va a pillar el portugués va a ser monumental.

Otros que se la jugaban eran los franceses. Tras un partido en Ucrania digno del Real Madrid Castilla, no les quedaba otra que espabilar o quedarse fuera del Mundial. Lograron clasificarse, y gracias a Dios no del mismo modo que años atrás lo hicieron contra Irlanda (con Thierry Henry en plan Kobe Bryant, imposible de olvidar). Para más inri de los pobres ucranianos, dos de los goles los “metió” un tío que se llama “Sakho”… jugarretas del destino, caprichoso juego de palabaras. Y el otro gol bleu fue obra del que hace un par de semanas todos bautizaban como el nuevo Faubert pero que ahora parece que vuelve a ser un crack mundial: Karim Benzema. De denostado a héroe gracias a la repesca. Como digo desde el principio del artículo, las situaciones límites pueden sacar lo mejor de nosotros.

Pero hay una cosa que me sabe mal de ayer. A pesar de mi aprecio por Croacia (esa camiseta a cuadros es de lo mejor que ha existido nunca), confieso que ayer me moría de ganas de que Islandia se clasificara para el Mundial. Es triste saber que un mito como Gudjhonsen no va a jugar nunca un Mundial… pero bueno, el fútbol ya ha sido injusto con otros grandes como Cantona o Giggs. Sin embargo, no pierdo la esperanza de que el seleccionador holandés incluya a Drenthe en su lista definitiva para Brasil 2014… eso lo arreglaría todo. ¡Feliz semana, amigos y amigas de Goal!



Artículos relacionados