thumbnail Hola,

Roberto Carlos, histórico lateral izquierdo de Brasil, se define como entrenador. Dice que prioriza el diálogo con sus dirigidos, a quienes cuenta cómo fue su paso por Real Madrid

Hace rato que Roberto Carlos se quitó el chip de futbolista. El ex lateral de la Selección de Brasil, campeón del mundo en 2002, disfruta de la profesión de entrenador y se proyecta en esa función. Al mando del Sivasspor, que está tercero en el campeonato turco, se define como un “trabajador”.

En diálogo con el sitio web de FIFA, Roberto Carlos, tricampeón de la Champions League con Real Madrid, definió su estilo como entrenador: “Trato de no ser un entrenador chato. Soy un técnico que procura hacer amistad con el jugador, identificarse con él. Soy alguien que trabaja bastante y que es respetado por el futbolista”.

El histórico lateral se retiró en 2012, jugando para el Anzhi, de Rusia. A lo largo de su extensa carrera vistió las camisetas de Real Madrid, Inter, Corinthians y Palmeiras, entre otros equipos. En junio de este año firmó un contrato de dos años como técnico del Sivasspor, su primera experiencia desde este otro lado de la línea de cal.

“Intento conversar mucho, contar historias que viví tanto en Real Madrid como en la Selección brasileaña. Recuerdo grandes momentos, las épocas en que compartí vestuario con jugadores como Zidane, Figo, Beckham o Ronaldo para que mis futbolistas puedan convencerse de que ellos también pueden llegar a esos equipos”. Y avisó: “Nunca seré un técnico defensivo. Yo soy siempre igual, soy brasileño, sé que los hinchas vienen al estadio a ver goles. Uso el sistema 4-2-3-1 pero cuando jugamos de local cambio al 4-1-4-1”.

Se aproxima la Copa del Mundo y quién si no él para opinar sobre el momento del Scratch. Roberto Carlos ganó un Mundial, una Copa Confederaciones y dos Copas América. Suficiente para, al menos, aprobar el trabajo de Marcelo, considerado su reemplazante desde que el pelado le puso fin a su historia en la Selección.

“Es un líder tanto en Real Madrid como en esta Selección y ha demostrado un alto nivel en los dos equipos. Es un futbolista que evolucionó muy rápido. El lateral izquierdo está cubierto, muy bien cubierto, sea con él o con Maxwell o Felipe Luis. Son tres grandes jugadores, pero está claro que Marcelo tiene una ventaja por los años que lleva jugando en un club como el Real. Es un líder adentro de la cancha, se nota que está con confianza  y siempre va a integrar cualquier selección que se haga de los mejores jugadores del mundo”.

Artículos relacionados