thumbnail Hola,

El técnico no quiere ‘abusar’ del Madrid y está pagando de su bolsillo a los nutricionistas y a los preparadores físicos excepto a Mauri, que lo paga el club

El Real Madrid no ha querido esperar al mercado invernal para reforzarse. Carlo Ancelotti quería completar su plantilla de ayudantes y ha elegido al novio de su hija Katia, Mino Fulco, para que ayude a los jugadores con el tema de los suplementos alimenticios.

El fichaje de este nutricionista, que cuenta con la total confianza de ‘Carleto’, no ha sido tarea fácil y es que cuando propuso su nombre al poco de hacerse cargo del banquillo merengue, el club le respondió de forma negativa, ya que señalaron que con los médicos de Sanitas era más que suficiente.

Al final, el míster italiano se ha salido con la suya y suma un miembro más a su numeroso equipo de ayudantes, entre los que además de su hijo Davide, se encuentran personas de su entorno más cercano: Paul Clement (segundo entrenador), Villiam Vecchi (entrenador de porteros), Giovanni Mauri (preparador físico jefe) y Jack Naylor (preparador físico), con los que ya había trabajado cuando era entrenador del Chelsea y del PSG. 

Además de Mino, el club cuenta con el también nutricionista Francesco Abaldi, que supervisa la dieta de los jugadores desde Italia y viaja aproximadamente cada 20 días a Madrid para ver su estado. Con ambos, se pretende evaluar minuciosamente la preparación física de cada jugador, cosa que al metódico y disciplinado de Carlo le gusta tener completamente controlado.

Sin embargo, y según informa el diario ‘As’, Ancelotti no ha querido cargar al Real Madrid con los gastos de su amplio equipo y él estaría pagando a todos los nutricionistas, a su hijo, al de Mauri y a Jack Naylor.



Relacionados