Carles Puyol adelgaza cuatro kilos tras su lesión

El capitán azulgrana vuelve a los terrenos de juego con un mejor tono muscular y menos kilos

Desde la noche mágica de la remontada contra el Milán en Champions, Carles Puyol no se ha vuelto a sentir futbolista, después de aquella noche especial para el barcelonismo, el capitán decidió operar su rodilla para dar fin a una serie de molestias que no cesaban desde hacía unos cuantos partidos. En teoría la operación era tranquilla, se suponía que le mantendría alejado de los terrenos de juego alrededor de un mes, pero desde entonces no ha vuelto a jugar con el equipo azulgrana.

Seis meses después de aquello, Carles Puyol ha cuidado mucho su vuelta, se ha machacado como un juvenil para llegar en plenas condiciones, pues según palabras de su entrenador, es el fichaje en defensa que espera el equipo, de hecho, el Tata Martino decidió no fichar un central en el mercado veraniego porque tenía muchas esperanzas puestas en la vuelta de Puyol.

Desde que comenzase la pretemporada, Puyol se ha ejercitado mucho más que sus compañeros para ganar musculatura y que su cuerpo se adapte al cambio. El cambio del capital es evidente, ha bajado de peso y ha ganado tono muscular, lo que no se consigue tan fácilmente, una dieta muy estricta y mucho ejercicio específico para dar forma al nuevo Puyol, según informa Mundo Deportivo.

Otro de los cambio que se puede en Puyol es el cambio de actitud, pues con lesiones similares en otros tiempos, acortaba los plazos para llegar lo antes posibles con sus compañeros y poder jugar los antes posible, pero esta vez todo ha sido diferente, la edad condiciona y sabiendo que a una edad tan elevada en su posición, los plazos deben ser más calmados y la recuperación debe ser mejor pues muchas miradas están puesta en el alma mater azulgrana.

Eso sí, el cambio de actitud en los plazos de recuperación nada tiene que ver con sus ganas por jugar, no escatimará en realizar esfuerzos por el bien común, pero esta vez es diferente, mas fibroso y con menos peso. Vuelve Puyi, vuelve el capitán.