thumbnail Hola,

Todo parece indicar que el argentino terminará en el Emirates Stadium, donde todavía no se ha podido cubrir el vacío que dejó Robin Van Persie

Con la partida del mítico Highbury se enterró la época más gloriosa en la historia reciente del Arsenal, donde lo único que le faltó a Wenger fue una Champions League para dar el salto a la eternidad. Aquellas noches mágicas quedaron en el olvido, siendo el recuerdo lo más valioso que tiene la afición 'Gunner' en la actualidad.

El llamado "Eterno Proyecto" nunca llegó a trascender y terminó caducando con los siete años que tiene el club londinense sin ganar un título, siendo la rectificación una obligación para el Arsenal, que en este mercado de pases está destinado a invertir para poder competir con Manchester United, Chelsea y Manchester City.

Y es que uno de los principales problemas que ha tenido el Arsenal en los últimos años, además de la excesiva y arriesgada apuesta por los jóvenes talentos, es la fuga de sus principales figuras y la inacción de los directivos para cubrir las bajas de esos jugadores de mayor peso.

El caso más llamativo fue el de Van Persie, una ausencia que no pudo cubrir el club londinense y que le pesó hasta el último partido de la temporada. Es ahí donde aparece Gonzalo Higuaín, el fichaje que anhela el Arsenal para pelear codo a codo con los más competitivos de la Premier League.

No todo ha sido malo en los últimos años del Arsenal, ya que Wenger ha conseguido consolidar un estilo de juego bien definido, donde la vocación ofensiva y la velocidad le dan vida a una de las propuestas más nobles en el fútbol inglés. Sin embargo, el sistema de Wenger ha resultado inútil al no tener un delantero de peso en el área rival.

Basta echar un vistazo a los números del Arsenal en la temporada 2012-2013. Entre Theo Walcott y Santi Cazorla, extremos del equipo de Wenger, sumaron 26 goles, uno menos que la cifra que alcanzaron los cuatro delanteros del club londinense (Arshavin, Giroud, Podolski y Gervinho). Dichos registros demuestran que lo que menos tienen los 'Gunners' es precisamente eso, un 'Gunner'.http://u.goal.com/287000/287099hp2.jpg

Gonzalo Higuaín encaja a la perfección en el 4-2-3-1 del Arsenal, siendo la única referencia en el área rival y respaldado por mediocampistas de mucha llegada como Theo Walcott, Santi Cazorla y Jack Wilshere, dejando a Mikel Arteta y Aaron Ramsey en labores de creación. Un auténtico equipazo, sin mencionar a Nacho Monreal, Per Mertesacker, Laurent Koscielny y Bakari Sagna, quienes forman la última línea del Arsenal.

Además, la eventual llegada de Higuaín significaría mucho para Arsene Wenger, que podría jugar con una serie de propuestas muy atractivas. Pasar del mencionado 4-2-3-1 al 4-3-3, donde podría formar un tridente ofensivo junto a Podolski, Giroud o el mismo Theo Walcott. Sin dudas, los hinchas Gunners tendrían grandes razones para volver a ilusionarse con este equipo.

Arsene Wenger sigue en el Arsenal por una trayectoria de 17 años que lo respalda, pero una temporada similar a la 2012-2013 podría significar su salida del conjunto 'Gunner'. Hace bien el club londinense al no quedarse de brazos cruzados ante las atractivas incorporaciones de sus rivales y plantearse la posibilidad de realizar fichajes de la talla de Gonzalo Higuaín.

Para el delantero argentino supone una oportunidad dorada para recuperar el nivel al que nos tenía acostumbrados. El Pipa Higuaín tendría en el Arsenal la confianza que tanto le hace falta y que no va a encontrar en el Real Madrid. Las páginas doradas del Emirates siguen en blanco, quizá y con la posible llegada de Higuaín comience una nueva era en el Arsenal.

Artículos relacionados