Iker Casillas se sincera: He llorado y he sufrido este año

En una interesantísima entrevista a Fifa.com, el portero del Real Madrid ha confesado que es muy duro ver el fútbol desde otro punto de vista, pero ha vuelto a recuperar la sonrisa
Iker Casillas, portero y capitán del Real Madrid, se ha sincerado en Fifa.com, en una entrevista en la que ha destacado que lloró durante la temporada, y sufrió con la suplencia en el último tramo de la temporada.

"He recuperado la felicidad. Uno no está habituado a vivir de un lado que nunca había visto. No era fácil, pero después de romper el hielo, soy otro Iker Casillas. He llorado, he sufrido, lo he pasado mal, he tenido noches durmiendo poco y mal. Soy madridista de alma, y por encima de todos, de mí, de entrenadores y presidentes, de directores deportivos, está el club", confesaba.

Sobre su vuelta a la titularidad, cinco meses después de sentarse en el banquillo junto a José Mourinho, Casillas reconoce que fue algo diferente. "No fue algo totalmente nuevo, pero sí diferente. Después de cinco meses, pasa un tiempo hasta que las cosas vuelven a colocarse en tu cabeza. Por suerte, he tenido un trato fenomenal de mis compañeros y del entrenador (Vicente Del Bosque) y eso también es importante para volver a empezar. El puesto de portero requiere ir recuperando confianza en base de partidos, de minutos, y siempre que te den esa oportunidad y esa confianza, uno se va encontrando".

"Mucha gente me ayudó a atravesar una situación que nunca me había pasado: Lesionarme. Después, yo siempre intento ser respetuoso. Está claro que uno cuando no juega, como ha sido mi carrera, tiene que asimilarlo, trabajar, esperar y aguantar. No pasa nada", decía el jugador.

Casillas no esconde que, si no cuenta para otro entrenador, tendría que considerar salir del club, aunque siempre su preferencia es el Real Madrid. "A mí me encantaría retirarme en el Real Madrid, pero no voy a poner ningún impedimento si el día de mañana un entrenador no cuenta conmigo. Ahí uno miraría para otro lado, pero insisto: mi objetivo es el Real. Este club me ha dado todo, hasta el vestir este polo de la selección que llevo ahora".

Sobre la selección y la Copa Confederaciones, Casillas ha afirmado que para los jugadores, esta Copa tiene muchísima importancia. "Si España no llega a la final, los críticos van a empezar a afirmar que no somos los de antes, y si se gana, será lo habitual. Es una presión que nos hemos creado nosotros mismos en estos últimos años, pero sabemos que tenemos que seguir disfrutando. Éste es un equipo que no se cansa de jugar, de querer ganar. Creo que hoy somos la primera potencia, pero algún día nos va a costar volver a ilusionar otra vez", destacó.

Para el madrileño, el equipo que ganó en Sudáfrica es totalmente diferente. "Este equipo no tiene nada que ver con aquel. Sí, veníamos de ganar la Eurocopa, pero para muchos había sido una sorpresa. Ni nosotros mismos nos creíamos el papel que teníamos en ese entonces. Evidentemente, cuando consigues un Mundial el papel cambia, lo mismo que tu mentalidad. No digo que ahora nos sintamos superiores todo el tiempo, pero creemos que con nuestra forma de jugar podemos conseguir grandes gestas. Ahora estamos convencidos de querer ganarla, sería conseguir todos los títulos para esta generación".