thumbnail Hola,

Lo mejor y lo peor de José Mourinho en sus tres años en el Real Madrid

Florentino Pérez anunció su marcha este lunes, defendiendo la labor del de Setúbal. El balance de este trienio es positivo en algunos frentes, pero insuficiente en otros

“Lo bonito no es jugar con el Real Madrid. Lo bonito bonito es ganar con el Real Madrid”. El que habla no es otro que José Mourinho, el mismo día de su presentación en el club blanco, allá por junio de 2010. A principio de este mes de mayo, el discurso del luso había mutado notablemente: “Pertenecer y trabajar aunque sea un sólo día para este club es lo máximo, porque es el mejor club del mundo. […] ¿Un fracaso no ganar la Champions? Me preocupé cuando llegué porque el Real Madrid no era cabeza de serie. Ahora sí”. Y entre medias de ambas sentencias, tres temporadas plagadas de acontecimientos protagonizados por un Mourinho que escribió su último capítulo de blanco el pasado sábado, perdiendo en la final de la Copa del Rey. Tres días después, Florentino Pérez anunció su marcha.
MOURINHO
Puntos a favor
+
Regresan los títulos:
1 Liga, 1 Copa, 1 Supercopa
+ Recupera la iniciativa en los Clásicos: sólo ha perdido uno de los últimos ocho
+ Vuelve a ser cabeza de serie en la Champions League
+ Bate el récord de puntos y goles en Liga
+ Recupera el gen competitivo

No sorprende a nadie. No obstante, hace escasas semanas, tras la eliminación del Real Madrid en Champions League ante el Borussia Dortmund, José Mourinho ya vino a decir cuáles eran sus intenciones. “Quiero estar donde se me quiera. […] Aquí hay gente que me odia”, espetó. Una sentencia en toda regla. Así lo dijo Robinho, y terminó escapando del club blanco. Y consumada la eliminación en Champions League, y el fiasco en la final de la Copa del Rey, el ciclo de Mourinho en el Real Madrid se ha terminado de agotar.

Una trayectoria con luces y sombras. Dependiendo del enfoque y las expectativas, unas predominarían por encima de las otras. O viceversa. Pero sea como fuere, con cosas buenas y malas.

Todos seguramente coincidirían en situar en el haber del técnico merengue la conquista de tres títulos cuando el Real Madrid venía de completar dos años en blanco: la Copa del Rey 2011, la Supercopa 2012, y la Liga 2012, con el récord de puntos y goles además. No se ha conseguido el gran objetivo de la Champions League, y seguramente parte de la afición sí esperaba un balance mayor de éxitos, dado que el Real Madrid gozaba de una de las mejores plantillas de la historia del club, pero no es menos cierto que se ha recuperado el gen competitivo que parecía faltar, alcanzando además las semifinales europeas durante tres años consecutivos, algo que sólo había conseguido el club blanco tres veces anteriormente en toda su historia. El lunar en ese mismo sentido, haber cerrado esta temporada sin visitar a la diosa Cibeles, cayendo 14 años después en un derbi además.

Por otro lado, otro de los grandes objetivos que figuraban en el formulario de José Mourinho cuando aterrizó en Concha Espina y que podrá presumir de haber cumplido es el haberle cogido la aspiración al Barcelona en los Clásicos. No obstante, sólo ha perdido uno de los últimos ocho duelos directos, habiéndole arrebatado la pasada Liga, la Supercopa 2012, y el pase a la final de Copa del Rey 2013, además de la ya consabida final de Copa en 2011. Parece un poco osado hablar, eso sí, de que el Real Madrid de Mourinho haya agotado el ciclo del Barcelona, la otra gran empresa con respecto al rival histórico. Pues en estos mismos tres años, los blaugranas han ganado más títulos y más importantes que el propio club blanco: seis en total, entre los que está una Champions League y una Liga, que se las ha ganado directamente a la entidad merengue. Palmarés al que hay que sumar la presente Liga, a punto de alcanzar además el récord de 100 puntos del propio Real Madrid.
MOURINHO
Puntos en contra
-
180 millones en fichajes para sólo tres títulos
- El Barcelona ha ganado más títulos y más importantes en estos tres años
- No se gana la Décima
- Ensucia la imagen del club con constantes polémicas
- Fractura con parte del vestuario y de la masa social

Demasiada diferencia para algunos. Insuficientes títulos quizás, para una inversión de 180 millones de euros en fichajes en estas tres últimas temporadas, a los que hay que añadir los 250 ‘kilos’ invertidos en el verano de 2009, que también ha gozado el actual cuerpo técnico. Pero quizás eso dependa del enfoque y las expectativas del observador. En lo que casi todos los aficionados coincidirían es en que en el debe del entrenador blanco en estos tres años deberían figurar las constantes polémicas en las que se ha inmiscuido voluntariamente. Ya fuera contra UEFA, la LFP, el colectivo arbitral, los medios de comunicación, entrenadores, jugadores y entidades rivales, etcétera, etcétera. Manchando así la imagen de un club que siempre se ha vanagloriado de su señorío, y que en esta ocasión ha dado la callada por respuesta ante cada uno de estos innumerables resbalones.

Y es más, pues no sólo ha tenido enganchones con agentes externos al Real Madrid, sino incluso con miembros de su propio club. Tanto directivos, como en su caso Jorge Valdano, o jugadores, como entonces sucediera con Pedro Léon, y hoy en día con los propios Pepe, Ronaldo, Iker Casillas y Sergio Ramos, entre otros. Y quizás ahí esté el mayor punto negro de esta gestión del luso con claroscuros: pues el técnico agotó su ciclo esta primavera, pero el Real Madrid debe continuar de pie la temporada próxima, sin Mourinho, y debe hacerlo con ese mismo vestuario.

Artículos relacionados