thumbnail Hola,

El jugador portugués celebró con rabia el gol señalando que el donde quiere estar es en el Real Madrid

Corría el minuto 27 de encuentro y Cristiano Ronaldo acababa de fallar un penalti hacía tres minutos en el encuentro ante el Málaga, cuando el colegiado señaló como cesión un balón entregado por Camacho a Caballero, que aún estaba dolorido tras parar la pena máxima

El libre indirecto se encargó de ejecutarlo Cristiano Ronaldo, batiendo por la escuadra a Caballero y poniendo el 2-1 en el marcador.

Pero la noticia en sí no estuvo en el gol, sino en la celebración del jugador luso, que se fue con rabia hacia el córner señalándose a él mismo y luego al suelo, dando a entender que él donde quiere estar es en el Real Madrid.

Relacionados