thumbnail Hola,

El jugador alemán se había intercambiado la zamarra con un jugador local, y cuando encaraba los vestuarios, lanzó la celeste a los aficionados que le aclamaban desde la grada

El Real Madrid ganó al Celta 1-2 en Balaídos en un encuentro que dejó una imagen curiosa toda vez se pitó el final del mismo. Más que curiosa, inédita. Y es que, según encaraba los vestuarios, Mesut Ozil tiró la camiseta que llevaba en la mano al público celeste que se la estaba pidiendo. El quid es que la camiseta que llevaba no era la suya propia, ¡sino de un jugador del Celta!

Nada más terminar el partido, un jugador del Celta de Vigo, aparentemente Demidov, se acercó al ‘10’ merengue para pedirle intercambiar su camiseta. Y lo hizo. De forma que era la elástica del Celta de Vigo la que llevaba en la mano, y la que tiró al público, en un gesto que ralla el esperpento.

No se sabe si es que Ozil pensaba que llevaba aún su propia camiseta del Real Madrid, si era consciente y quiso hacer feliz a los aficionados locales de todas formas, o si en realidad no tenía ningún interés en quedarse con la camiseta del Celta. Tampoco lo que pensaría el aficionado del Celta que la embolsó desde la grada, si es que pretendía hacerse con una del Real Madrid. Pero sea como fuere, el gesto del genial futbolista merengue fue una de las estampas del partido en Balaídos.

Artículos relacionados