thumbnail Hola,

Con la ausencia del de Terrasa, el ex del Arsenal e Iniesta formarían en el centro del campo dejando el ataque a Pedro, Messi y el asturiano, que por fin tendrá su oportunidad

Xavi Hernández, centrocampista y brújula del FC Barcelona, será baja durante 15 días y se perderá los vitales partidos ante el Real Madrid y, sobre todo, ante el AC Milan. Ante la ausencia del que ha sido el cerebro de los azulgranas en los últimos años se abre un interrogante: ¿quién guiará al Barça hacia la remontada?

En los últimos partidos Xavi compartía centro del campo con Cesc Fábregas, lo que obligaba a Iniesta a desplegar toda su magia escorado en la banda izquierda. Este sistema permitía al manchego y al ex del Arsenal intercambiar posiciones constantemente, lo que volvía loca a la defensa contraria. Pero con la baja del de Terrasa, la opción más fiable para el Barcelona es la de juntar a los dos canteranos en el centro del campo y alinear a David Villa en la delantera para formar ataque acompañado de Pedro y Leo Messi.

Barça, cuesta abajo y sin frenos

El asturiano ha estado llamando a la puerta de la titularidad con grandes actuaciones y a base de goles, y la lesión de Xavi puede abrirle por fin esa puerta. Cesc e Iniesta están sobradamente capacitados para realizar la función que desempeña el segundo capitán, y con Villa en ataque, los culés volverían a disfrutar de ese tridente atacante que tan buenos resultados dieron al Barcelona de Pep Guardiola que levantó la cuarta Champions League en Wembley.

Otra de las opciones que baraja Tito Vilanova es la de alinear a Thiago Alcántara. El canterano ha demostrado la calidad que atesora en los minutos con los que ha contado, y el cuerpo técnico culé siempre ha mostrado su confianza en él. Aunque quizás sea una responsabilidad demasiado pesada la de reemplazar a Xavi en partidos tan importantes como los que están por venir.

Está claro que la baja de Xavi, uno de los mejores jugadores de la historia culé, es un gran mazazo para el Barcelona que además llega en un momento delicado, pero no hay motivo para la desesperación. Los azulgranas ya han disputado esta temporada cuatro partidos sin el de Terrasa, en los que han ganado tres y han empatado el otro.  Iniesta y Cesc deberán asumir galones en el centro del campo, y Villa deberá demostrar que aún puede tener un hueco en el once de Tito Vilanova. Sólo así el Barcelona será capaz de sacar los compromisos que tiene por delante y conseguir la gran remontada que le falta a esta generación, pero sin Xavi en el césped.

Relacionados