thumbnail Hola,

El equipo azulgrana lleva 13 goles recibidos en los últimos 10 encuentros de competición oficial

La fragilidad del F.C. Barcelona mostrada en los últimos partidos llega en el momento más inoportuno, justo en el instante de la temporada donde se decide su continuidad en la Copa del Rey, donde defenderá en casa el 1-1 del Santiago Bernabéu y su papel en la Champions, debiendo remontar un adverso 2-0 ante el Milan.

Por ello, la plantilla azulgrana se ha puesto manos a la obra para poner el candado en la meta de Valdés y Pinto, para así recuperar las viejas sensaciones de seguridad en la zaga. De hecho, los 28 tantos encajados en esta temporada en Liga están un escalón por debajo de los 29 alcanzados en toda la pasada temporada por el equipo culé.

La dinámica del equipo en este tramo de campaña es que les cuesta más hacerse con los partidos, y buena cuenta de ello es que ha llegado a los 10 partidos consecutivos viendo cómo sus guardametas recogían el balón desde las mallas. Los últimos encuentros en los que dejaron a cero al rival fue en enero ante Espanyol y Córdoba, respectivamente.
BARCELONA 2-1 SEVILLA



Desde entonces, hay que sumar un total de 13 dianas recibidas: tres tantos ante la Real Sociedad, con derrota incluida, los dos del Málaga (en Copa) y del Milan (en Champions), que supuso también perder, y un gol encajado Osasuna, Valencia, Getafe, Granada, Sevilla y Real Madrid, éste en Copa.

El objetivo y la misión del cuerpo técnico y de la plantilla están claros, conseguir la firmeza defensiva para afrontar con garantías la doble eliminatoria que tienen por delante, tanto en el torneo del K.O. (Real Madrid) y en competición europea (Milan), ya que los goles en campo contrario tienen su peso en oro y pueden decidir el pase a la siguiente ronda.

Los Puyol, Mascherano, Piqué y compañía deben ponerse el mono de trabajo y, incluso más importante, volver a tener a Busquets enchufado delante de la zaga, un seguro de vida para una línea que está acusando tantas rotaciones, sin encontrar una estabilidad continuada debido a las múltiples lesiones de Puyol, y a las ausencias de Piqué en varios tramos de la temporada. La Copa y la Champions se deciden en dos semanas, y aunque la máxima responsabilidad va a recaer en los hombres de arriba, sobre todo en Champions, para remontar la eliminatoria, sin duda será clave para el devenir de Can Barça que la retaguardia del equipo se muestre tan firme como la temporada pasada.

Artículos relacionados