thumbnail Hola,

Tras un penalti lanzado por Jorge Molina, el balón rebotó dentro de la portería de Caballero tras rebotar en el larguero, pero el árbitro no concedió el gol

Con 2-0 y en el minuto 35 de partido, una inocente mano de Camacho en el área malaguista implicaba penalti a favor del Betis, que se encontraba dominando el encuentro y con capacidad para poder finiquitarlo antes del descanso. Pese a que Beñat, el jugador que había puesto el centro, pidió el lanzamiento, terminó siendo Jorge Molina el que lo lanzó.

Tras coger carrerilla, golpeó a la escuadra izquierda de Willy Caballero, que se lanzó pero no pudo hacer nada. Tras rebotar primero en el larguero y luego en el césped, salió disparado hacia arriba, donde el portero 'boquerón' bloqueó bien el rechace.

Una vez vista la repetición, se puede apreciar claramente cómo el balón traspasa la línea en el rebote. Error grave del árbitro pero más grave aún del línea, que tenía que haber visto que el gol era legal y, por tanto, debería haber subido al marcador.

A pesar de que en directo los jugadores beticistas no se quejaron por la rapidez con la que sucedió todo, seguro que no piensan lo mismo tras ver las repeticiones de la jugada.

Artículos relacionados