thumbnail Hola,

Los goles del Barcelona 2-1 Sevilla

Goal.com te trae el mejor resumen de la victoria blaugrana en el Nou Camp

Los blaugranas dominaban pero volvieron a adormecer el balón como ya lo hicieron el pasado miércoles conforme corrían los minutos, Lionel Messi e Iniesta habían tenido ya claras oportunidades, pero les había faltado ser más precisos. Mucho toque y pocos remates. Faltaba fineza, 7 remates y sólo uno a puerta era el saldo de la primera parte, mientras que los hispalenses no habían llegado una sola vez, pero la única ocasión que llegaron, marcaron. Corría el minuto 41 y tras un centro de Koke a Botía, el blanquirrojo cabeceó para estampar el balón en el fondo de la portía de Valdés. El arco azulgrana suma ya 11 partidos consecutivos recibiendo gol, igualando su peor registro de la temporada 1998-99.

En la segunda mitad Cristian Tello entró a suplir a Alexis Sánchez y los 57,629 aficionados animaban al Barça a darle la vuelta al partido. El gol llegó y fue David Villla quien puso el empate tras un centro de Dani Alves que el asturiano remató de cabeza para poner el 1-1 en el 52. Los culés espabilaron y se adelantaron en el marcador al minuto 59 tras un pase de Messi a Tello y el joven canterano devolvió el esférico al argentino yha acomodado en el centro para con un potente cañonazo de zurda, batir a Beto y poner el 2-1. Xavi Hernández entró en refresco de Iniesta y el de Terrassa comenzó a encargarse de dirigir el encuentro.

El sevilla perdonó una buena oportunidad de poner el empate tras una llegada de Jesús Navas que le complicó la noche a Montoya y un pase a Rakitic que el suizo no atinó en puntería. Los de Emery volvieron a tener otra buena oportunidad con un disparo de Negredo que ya había sustituido a Baba, pero su disparo por suerte para Valdés se fue por encima del larguero. Los andaluces comenzaban a apretar y Jordi Roura  apostó por dar descanso a David Villa y meter a Sergio Busquets, el catalán se internó en el centro del campo y Thiago Alcántara bajó al extremo del asturiano, la estrategia iba encaminada para comenzar a controlar el partido desde el centro del terreno de juego y frenar las jugadas del peligroso Negredo, pero también a sus compañeros Rakitic y Manu del Moral.

Relacionados