thumbnail Hola,

El colegiado catalán perjudicó a ambos conjuntos y estuvo demasiado riguroso enviando a la caseta a Ángel Di María, que se perderá el Clásico

Polémica actuación la de Álvarez Izquierdo esta tarde-noche en Riazor. Si bien el colegiado no ha influido en el resultado final del encuentro, donde el Real Madrid se ha impuesto por 1-2 al Deportivo de La Coruña, ha expulsado de manera excesivamente rigurosa a Ángel Di María, que no podrá jugar el próximo sábado (16:00 horas) ante el Barcelona.

El catalán ha mostrado dos tarjetas amarillas consecutivas al jugador del Madrid en las postrimerías del encuentro. La primera, por desplazar el balón cuando un jugador deportivista se disponía a sacar una falta, a juicio de Di María, desde el lugar equivocado.

Acto seguido, el argentino ha ignorado la advertencia de Álvarez izquierdo para que retrasara su posición y el trencilla no ha dudado en mostrarle la segunda amonestación y enviarle a la caseta de vestuarios. Excesivo castigo con consecuencias negativas de cara al crucial partido frente al Barça.

Antes, el Real Madrid reclamó un penalti por mano del deportivista Kaká. Corría el minuto diez de la segunda parte cuando Modric se internó por la banda derecha, centró y el balón golpeó en el brazo del defensa brasileño, que no estaba pegado al cuerpo. Álvarez Izquierdo debió haber señalado la pena máxima.

Otra de las acciones a destacar fue un supuesto fuera de juego en el minuto 85 de Juan Carlos Valerón, que dejaba al canario solo frente a Diego López. Fue muy justo y ya saben que, en caso de duda, el colegiado debe dejar seguir el juego. El resultado era entonces de 1-1. Suspenso de Álvarez Izquierdo en Riazor.


Artículos relacionados