thumbnail Hola,

Deportivo, Alfa y Omega de Ronaldo

El luso marcó su primer gol de blanco ante el cuadro gallego, en el que fue su primer partido oficial con el Real Madrid. Tres años y medio después suma 183 goles como madridista

El Real Madrid visita este sábado al Deportivo de La Coruña, un rival que trae buenos recuerdos a Cristiano Ronaldo. Y es que ante el cuadro blanquiazul marcaría su primer gol con la elástica merengue en la que fue la primera jornada de la Liga 2009-10. Era su primer partido oficial, y habían pasado apenas 34 minutos cuando pidió tirar el penalti que supuso el 2-1 momentáneo dentro de la primera victoria del Real Madrid de Manuel Pellegrini (3-2 final). Un gol que sería premonitorio de lo que Ronaldo estaba por hacer en el club blanco en partidos y temporadas sucesivas.

Y es que desde aquel 29 de agosto han pasado tres años y medio en los que Cristiano, como hizo entonces ante el Deportivo, no ha faltado nunca a su cita con el gol, convirtiéndose así por derecho propio en uno de los jugadores más emblemáticos del actual Real Madrid de José Mourinho. Pero a su vez, también en uno de los futbolistas que dejarán una huella imborrable en la historia del club blanco.

Pues tras aquel primer gol desde el punto de penalti han llegado otros 182 goles más con la elástica merengue. Lo que le ha valido para superar a leyendas del madridismo como Pirri, Amancio, Butragueño, y el más reciente, Francisco Gento. Así, hasta alcanzar la sexta posición en la lista de máximos goleadores históricos en el Real Madrid. Un reto que no está al alcance de cualquiera, y menos en el tiempo que el ‘7’ blanco lo ha conseguido.

A punto de entrar en el Top 25 de los máximos goleadores históricos de la Liga, Ronaldo es el jugador con mejor promedio goleador de entre los máximos goleadores blancos, pero también de toda la historia de la Liga. Lleva una media de más de un gol por partido en los tres años y medio que lleva disputando el campeonato español, y sólo es superado por el mítico Isidro Lángara.

Con semejante ritmo anotador y 183 goles en el tiempo que ha pasado de jugar su primera vez contra el Deportivo al partido de este sábado en Riazor, no es una quimera que Ronaldo pueda alcanzar a Raúl y Di Stéfano, los máximos goleadores históricos del Real Madrid. La clave está en que cumpla su contrato con el club blanco, o que incluso renueve por más años, extremos que todavía no se pueden dar por hechos, ni mucho menos.

Artículos relacionados