thumbnail Hola,

Enrique Adán ha declarado en Catalunya Radio que su sobrino la está pasando "fatal" y no ha dudado en culpar a José Mourinho por esta situación. "Estamos muy enfadados", soltó

Antonio Adán, portero suplente del Real Madrid, fue sobre finales del año pasado y principios de 2013 el meta de José Mourinho. Pero la ‘primavera’ no se ha prolongado demasiado en el tiempo para el canterano merengue.

Confirmada la lesión de Iker Casillas, el conjunto español salió en busca de otro portero para reemplazar al campeón de Europa y del mundo. La noticia sorprendía a propios y extraños, pues demostraba cierta falta de confianza de José Mourinho hacia Adán, que hace más de una década defiende los colores del Real Madrid.

Morata: Mou, el mejor del mundo
 
Ahora el dueño de la portería blanca es Diego López, motivo por el que Adán tiene poco para estar feliz. En ese sentido ha declarado su tío Enrique, quien ha sido muy duro con el técnico portugués y con el club de Concha Espina en declaraciones a Catalunya Radio.

"No sé qué habrá pasado pero las cosas están fatal, hablo mucho con él y está muy afectado, le están hundiendo. Está triste, muy apagado... va a entrenar triste", lanzó antes de culpar a The Special One por el momento que atraviesa su sobrino.

"Yo tengo claro que se tiene que ir sí o sí y él va a aguantar estos tres meses como pueda y luego mirará qué ofertas hay. Le han perjudicado, todos en la familia estamos muy enfadados con Mourinho. Se tiene que marchar porque si no juega ahora, cuando vuelva Casillas se va a quedar para coger el botiquín...", sentenció.

Artículos relacionados