thumbnail Hola,

El ex del Real Madrid aseguró que no tiene palabras para decir lo que es el 10 culé, y desmintió la imagen de 'chulo' que se le adjudica al delantero luso

Fernando Gago se fue del Valencia y volvió al fútbol argentino. Eligió Vélez para tener más continuidades en un año que será clave para asegurar su presencia en el Mundial de Brasil 2014. Como integrante de la Selección Argentina desde que Alejandro Sabella es el técnico, comparte concentraciones y partidos con Lionel Messi, pero ni siquiera las experiencias vividas le permiten describirlo como jugador.

“No hay palabras para decir lo que es Messi. Crece como jugador, como persona. Ahora se ven los resultados en la selección, está en uno de sus mejores momentos. Hace que todos estemos con más responsabilidades, porque tenemos que aprovechar que tenemos a los mejores jugadores del mundo”, comentó en diálogo con Perros de la calle, programa emitido en Radio Metro.

Morata: Mou, el mejor del mundo

Aunque ni Messi ni Barcelona tuvieron una buena presentación el pasado miércoles en San Siro ante Milan, Gago cree que la serie de Champions todavía no está cerrada a pesar del 2-0 a favor del equipo italiano: “No pude ver el partido del Barcelona contra el Milan, porque justo ese día jugábamos, pero el Milan es fuerte… Todos sabemos lo que es el Barcelona y queda la vuelta. Según mi opinión futbolística la eliminatoria está abierta”.

El flamante refuerzo de Vélez, que en junio debe volver a Valencia, sabe que este semestre es muy importante por el rodaje que tendrá ya que jugará Copa Libertadores y torneo local y a pesar de estar siempre en las convocatorias de Sabella, sostiene que aún nadie tiene el lugar ganado. “Hablé con Sabella antes de venir a Vélez, pero son cosas que se hablaron respecto a lo futbolístico, pero no hubo nada raro. Solamente tengo que estar en el mismo nivel”, contó.

Luego de ocho temporadas, el ex Real Madrid retornó a su país y, para sorpresa de muchos, no encontró demasiadas diferencias: “Es igual que siempre el fútbol argentino, sólo que hay equipos como Independiente que necesitan sumar”.

En su paso por la Casa Blanca cosechó amistades con Gonzalo Pipita Higuaín y Ángel Di María, que se alimentan cuando los tres se encuentran en la selección y Pintita tiene un buen recuerdo de Concha Espina pese a no haber podido lograr la regularidad deseada: “Con los argentinos del Madrid siempre me hablo, Pipita o Di María, y gente que trabaja en el club y me sigo hablando”.

Por último, desmintió lo que se dice de la soberbia de Cristiano Ronaldo: “Cristiano no es un canchero (chulo), tiene su forma de ser, vive su vida así y es respetable. Cada uno hace y deja de hacer lo que quiere”.

Artículos relacionados