thumbnail Hola,

A pesar de su estratosférica media de 1,10 goles por partido, el crack del Real Madrid no ostenta la mejor marca histórica de la Liga

Cristiano Ronaldo, el crack portugués del Real Madrid, es actualmente el segundo jugador con mejor promedio goleador histórico de la Liga Española (y el primero en activo), con una media de 1,10 goles por partido. Sorprendentemente, Isidro Lángara, que jugó con el Oviedo, supera al portugués, ya que su actual récord es de 1.16 goles por partido. Cabe destacar que ambos son los dos únicos de la Historia que superan la media de un tanto por encuentro.
 
Isidro Lángara no vivió en un tiempo fácil. Ni siquiera pudo completar más de 5 temporadas en el Oviedo de manera seguida, ya que su carrera futbolística, cuando estaba en el mejor momento, se vio truncada por el estallido de la Guerra Civil Española. En 1930, con 18 años de edad, se convertía en el fichaje estrella del Real Oviedo para afrontar su temporada en la Segunda División. Su espectacular capacidad goleadora le sirvió para llegar a la selección nacional española pese a no militar en la Primera División.

El 'Tanque', como se le conocía en su época, fue capaz de marcar 80 goles en las tres temporadas siguientes al ascenso, consiguiendo un meritorio tercer puesto para un Real Oviedo que menos de un lustro antes se encontraba en Segunda División. Antes de la sublevación del bando nacional en África, lo cual dio pie a la Guerra Civil Española, Lángara había anotado 281 goles en 220 partidos, una cifra adelantada a su tiempo.

Pero la Guerra Civil llegó y el panorama deportivo español cambió por completo. Lángara, que peleó en el bando republicano, se unió a la selección de Euskadi, una organización que jugó por Europa hasta que Bilbao cayó en manos franquistas. En ese momento, tuvieron que marcharse a América para poder seguir disfrutando del balón, ajenos a motivos políticos, para poder continuar con su profesión.

Disuelta la selección, Lángara jugó en Argentina, concretamente en San Lorenzo, donde su fama comenzó a notarse desde el primer partido, cuando consiguió marcar cuatro goles en su primer partido frente a River Plate. Tal fue su actuación en Argentina que, pese a estar muy poco tiempo, abandonó San Lorenzo como el séptimo máximo goleador de la historia del club.

Terminó su carrera a caballo entre Oviedo, la ciudad que le vio brillar, y México. En la Liga Española volvió a despuntar con 18 goles en 20 partidos, pero prefirió un destino más tranquilo para colgar las botas y ponerse el mono de entrenador.

17 años después de su muerte, en junio de 2009, el Real Madrid desembolsaba 96 millones de euros por el recién nombrado balón de oro: Cristiano Ronaldo. Actualmente y tras tres temporadas y media, posee 136 goles en 124 partidos, lo que significa una media de 1.10 goles por encuentro en la competición nacional, siendo junto al jugador vasco el único de la historia que supera 1 gol por partido en La Liga.

El luso seguirá haciendo historia, no cabe duda. Pero hasta el momento en el que lo supere, el mejor promedio de la historia de la Liga Española pertenece a Isidro Lángara (1.16 goles por partido). Un jugador adelantado a su época. Un goleador envidiable.

Artículos relacionados