thumbnail Hola,

El colegiado dejó al Madrid con un hombre menos por expulsión de Ramos en el minuto 18. Pudo expulsar a Pepe y Chori Domínguez y obvió un penalti de Coentrao

La polémica no pasó desapercibida en el Santiago Bernabéu en el partido que enfrentó al Madrid frente al Rayo Vallecano. En el minuto 18, el colegiado Paradas Romero expulsó a Sergio Ramos por doble amarilla. El sevillano, que había marcado el segundo gol de su equipo, recibió la primera tarjeta en el minuto 17 por una falta en medio campo, evitando la contra del equipo de Paco Jémez. Un minuto más tarde, un centro de Casado lo interceptó el capitán blanco en el día de hoy con la mano. Paradas Romero no lo dudó y expulsó al jugador madridista.

Minutos más tarde, Piti caía en el área. Piscinazo del número diez del Rayo, que no fue amonestado. Se equivocó el árbitro. Más dudas dejó un pisotón de Pepe a Chori Domínguez. Aunque no pareció voluntario, desencadenó un enzarce entre ambos jugadores, que podrían haber sido expulsados. Al final de la primera parte, hubo un rifi rafe entre el propio Pepe y Chori cuando se dirigían al tunel de vestuarios. El defensa madridista fue a pedirle disculpas al argentino que no las aceptó, aunque el enfrentamiento no fue a mayores.

En la segunda parte, en un córner botado desde la derecha, Coentrao tocó la pelota con la mano de forma clara. Debió pitar penalti a favor del Rayo Vallecano.

Más adelante, el banquillo madridista pidió la segunda amarilla para el delantero del Rayo Lass. Un balón largo, lo bajó con el pecho Lass saliendo el esférico hacia su mano. El colegiado no la consideró tarjeta amarilla. Hubiera sido la segunda para el guineano. Acertó el colegiado.

Artículos relacionados