thumbnail Hola,

No ha perdido en todo el mes, encadenando ocho partidos consecutivos sin caer. La mejor marca de todo el curso. Granada y Sevilla, últimas pruebas antes de la Champions

El Real Madrid poco a poco va levantando el vuelo cual ave fénix, después de haber tocado fondo, de quedar reducido a cenizas en una primera mitad de temporada realmente inesperada con las expectativas que había en la Casa Blanca. Desahuciado en la Liga, a quince puntos del liderato, al equipo merengue le queda la Copa y la Champions League. Y de momento en una se mantiene vivo, a un solo paso de la final. Mientras que de cara a la eliminatoria ante el Manchester United, poco a poco va alcanzando la velocidad de crucero necesaria.

Ante el Barcelona, los pupilos de Mourinho dieron una lección de pundonor al rescatar un empate a uno cuando llegaban con ausencias vitales en sus esquemas, como las de Iker Casillas, Sergio Ramos, Pepe o Ángel Di María. Con su propio estilo, jugó ante los blaugrana un partido de poder a poder, y aunque es cierto que Pedro y Xavi tuvieron ocasiones muy claras, las estadísticas dicen que ambos equipos se repartieron los tiros a puerta, con diez para cada uno. Muestra de la seriedad y efectividad con la que se desempeñaron los blancos en un partido que cierra un mes de esperanza para el madridismo.

Y es que el Clásico no es sino la guinda a un mes de enero que ha supuesto una sobresaliente progresión para el Real Madrid. No en vano, han sido ocho partidos en estos 31 días, y no ha perdido ninguno de ellos. Algo que todavía no había sucedido en esta temporada. Ni había llegado a encadenar ocho partidos consecutivos sin perder (lo máximo fueron siete), ni había cerrado un mes natural sin derrotas aún. Las sensaciones no pueden ser por tanto mejores después de lo sufrido en los meses anteriores.

El Real Madrid ganó a la Real Sociedad (4-3) y al Celta (4-0) con un jugador menos. No pudo pasar del empate ante el Osasuna (0-0) en el partido más pobre de los blancos en mucho tiempo. Pero a raíz de ahí, eliminó al Valencia en Copa con contundencia (2-0 y 1-1, en la vuelta acabó con dos jugadores menos incluso), goleó al mismo Valencia (0-5) y al Getafe (4-0) en Liga, y aguantó el envite del Barcelona que venía de firmar la mejor primera vuelta de toda la historia de la Liga. Síntomas evidentes de recuperación. El cruce ante el Manchester United empieza a verse de otra manera ya, con Granada y Sevilla como últimas pruebas previas.

Artículos relacionados