thumbnail Hola,

El delantero montenegrino del Rayo reconoció que el tanto que le marcó al Betis (3-0) lo celebró llevándose la mano a la oreja recordando a su excompañero

Andrija Delibasic, delantero montenegrino del Rayo, admitió que en el gol que marcó en la victoria ante el Betis (3-0) el hecho de que se llevase la mano a la oreja fue una "dedicatoria especial" a su excompañero y amigo Michu, actualmente en el Swansea galés, que siempre celebra así los tantos.

"Quitando lo futbolístico, que todo el mundo sabe quien es Michu, en lo personal es alguien increíble que siempre está pendiente del Rayo", declaró el jugador, que indicó que Michu sigue apoyando el conjunto "cuando las cosas van mal", según sus declaraciones recogidas en la web oficial del club.

El Rayo continúa gracias a la victoria ante los de Pepe Mel en puestos europeos y el jugador comentó que hicieron "un gran partido desde el principio" y que la base del éxito pasa porque son "un gran grupo". Una plantilla "muy buena" que se "apoya" cuando las cosas van mal o bien", y se "nota" la "calidad humana" que hay dentro del vestuario.

El tanto le reafirmó en una temporada en la que no está gozando de muchos minutos. "Cuando las cosas no salen siempre me refugio en mi familia", reconoció el atacante, que cree que en este deporte hay que tener "la cabeza fría". Asimismo, es consciente de que "no es sólo fútbol en la vida" y que todo "puede cambiar rápidamente", por lo que tiene que ser "ambicioso" y creer que puede "seguir jugando y marcando goles".

Artículos relacionados