thumbnail Hola,

A pesar de no haber marcado, el delantero centro del Athletic trabajó a destajo para conseguir los tres puntos para su equipo

El delantero del Athletic Club de Bilbao, Aritz Aduriz, fue uno de los grandes protagonistas del encuentro pese a que no marcó como lo hace en otros partidos. El donostiarra se vio involucrado en una tangana con Godín, tras la dura entrada del Cebolla Rodríguez sobre Borja Ekiza. Sin embargo, el delantero vasco restó importancia al asunto. "Son cosas que se quedan en el campo, son cosas del fútbol y cada uno pelea por lo suyo", dijo a Canal+.

Lo que sí ha reconocido es que en el vestuario estaban dolidos por las últimas derrotas ante el Atlético de Madrid, la más dura la de la última final de la Europa League: "Sí es cierto que había una espina clavada, estábamos muy dolidos por los últimos enfrentamientos y teníamos muchas ganas de hacer un buen partido".

Por último, el ariete ha asegurado que el equipo pelea igual ahora que antes, cuando los resultados no eran buenos. "Si hubiera una respuesta fácil jugaríamos más partidos así. A veces pasan cosas sin respuesta pero el equipo trabaja siempre con las mismas ganas. Ahora tenemos muchas ganas de mirar para arriba. Llevamos todo el año trabajando pero a veces no acompaña la suerte".

Artículos relacionados