thumbnail Hola,

Varias decisiones polémicas del colegiado, la mayoría durante la primera mitad del partido que enfrentaba al Barcelona y Osasuna, decidieron el encuentro

Siempre que aparece vestido de negro Teixeira Vitienes en un campo de fútbol da que hablar. Hoy ha sido en el Camp Nou donde ha dejado con diez a Osasuna mediada la primera mitad y su línier ha fallado en varios fuera de juego del ataque azulgrana.

Más allá de la enésima exhibición de Messi, el partido se le puso muy de cara al Barcelona cuando en el minuto 27, Arribas veía la segunda amarilla por impactar el balón en su brazo tras un disparo de Adriano. Penalti y expulsión. Messi lo transformaba y el Barça se ponía por delante en el marcador tras haber conseguido empatar el Osasuna. Rigurosa amarilla de Arribas que en ningún caso quiso cortar el balón con el brazo.

Seguidamente, el colegiado cántabro expulsaba al entrenador de Osasuna, José Luis Mendilíbar, que protestaba ostensiblemente desde la banda alguna de sus decisiones. Ya se sabe que, esta temporada, está muy sensibilizado el gremio arbitral con los entrenadores que levantan un poco la voz.

También se equivoca Teixeira en el tercer gol del Barcelona. En el pase que le meten en largo a Dani Alves, la televisión demuestra que el brasileño estaba en fuera de juego, anulando el resto de la jugada que acabó con el gol de Pedro.

Otro fuera de juego erróneo impidío que Messi le regalara un gol a Villa mediada la primera mitad. El línier levantó el banderín tras un pase de Xavi al hueco para que corriera el argentino que estaba en posición correcta. El árbitro detuvo el encuentro cuando era evidente que la jugada acabaría en gol. Otro error más al saco.

La segunda parte, tras los dos goles de Messi y el 5-1 en el marcador, Teixeira Vitienes ha conseguido pasar desapercibido en un encuentro que no tenía ninguna mordiente ni intensidad. La victoria era clara para los locales.

Relacionados