thumbnail Hola,

El seleccionador de China habló de la actualidad del Real Madrid, el fichaje de Guardiola por el Bayern de Munich y su visión del fútbol chino

José Antonio Camacho, seleccionador de China, está en España preparando 'la carrera' hacia la Copa de Asia 2015, torneo que empieza en febrero. Comenta para el diario AS que se siente "cada vez más aclimatado", y el respeto que le tienen en el país. "Los resultados tienen que esperar y creo que ellos son conscientes". Tuvo palabras para la Liga, para el Real Madrid y para Guardiola.

No la ha quitado ojo a la liga española desde china, pese a tener que ver los partidos de madrugada. El seleccionador de China considera que a pesar del último resultado "la Liga está decidida, el Barça lo tiene muy fácil". Ve como una "lástima" que el Madrid ya se haya descolgado de la carrera por el título y que el final se haya decidido tan pronto.

Para la situación que está viviendo el Real Madrid tuvo palabras Camacho: "Lo que pasa en este club no pasa en ningún otro, es un torbellino", dijo en referencia a la dimensión del club. Considera que todo se "magnifica". Para José Antonio Camacho la suplencia de Iker Casillas no tiene "tanta importancia como se hace ver", y que hasta el mismo Casillas reconoció la necesidad de un toque de atención.

"El club buscaba títulos, romper la hegemonía del Barça y sabía cómo era Mourinho", sentencia Camacho en cuanto al nivel de influencia de Mourinho en el torbellino del Madrid. "Mourinho es el que es". Destaca del entrenador portugués que "no se deja influenciar por nada ni nadie". Dice Camacho que "ser entrenador es algo extraño", y que serlo en el Madrid es dificilísimo, "pues quedar segundo es un fracaso".

Sobre el fichaje de Guardiola por el Bayern de Munich dice que "es suficientemente inteligente como para saber dónde le puede ir mejor", pero que la gente debe olvidarse de lo logrado con el Barcelona, ya que eso "es irrepetible". "El fútbol no es ni de los jugadores ni de los entrenadores, es de la conjunción de ambas cosas", explica el entrenador.

Del fútbol chino destaca las deficiencias físicas sobretodo, cosa que intentan cambiar "desde la base". Tienen asumido que "China no está a un buen nivel comparado con el resto de países asiáticos", ya que el fútbol no ha sido una "prioridad" en el país. "Se han dado cuenta de que tenían que dar un paso adelante y ya vemos cómo cada vez vienen más futbolistas y entrenadores extranjeros a China", dice pensando en gente como Lippi, Drogba o Kanouté.

Pese a ello Camacho tiene claro que no todo es tener a estrellas extranjeras: "Los chinos tienen una mentalidad de ganadores, sólo quieren ver a quienes ganan, y el fútbol chino no gana". Se intenta que se eleve el "nivel competitivo": "Por ejemplo, mandamos a jugadores jóvenes a entrenar fuera para que vayan aprendiendo".

Camacho acabó la entrevista con palabras para Andrés Iniesta, al que pone por encima de todos los demás con su "Iniesta de mi vida".

Artículos relacionados