thumbnail Hola,

Primer equipo y filial juegan ambos el mismo domingo. El tercer portero merengue llevaba diez días lesionado. En el Castilla también está lesionado Fernando Pacheco

El Real Madrid se encuentra con un espinoso galimatías en la portería. Ya parecía que se había superado el debate sobre la titularidad de Iker Casillas, después de que Antonio Adán hubiera sido de la partida ante Málaga y Real Sociedad. Y ahora que se respiraba ya cierta tranquilidad, la lesión de Casillas en Valencia vuelve a dejar la meta merengue en el ojo del huracán.

Hasta que se realicen más pruebas médicas, parece que Casillas no sufre una lesión ósea, sino muscular. Sea como fuere, parece difícil que pueda llegar para el partido de este próximo domingo ante el Getafe en el Santiago Bernabéu a las 12:00. Sólo cinco horas antes que el momento en el que empieza el partido entre el Castilla y el Barcelona B, en la Ciudad Condal.

Afortunadamente para los intereses madridistas, pero sobre todo del filial blanco, Jesús Fernández llega a tiempo para este fin de semana después de superar su lesión. Con lo que parece que, bien el propio Jesús Fernández bien Tomás Mejías, podrán estar disponibles para estar uno en el Santiago Bernabéu y otro en el Mini Estadi, en el caso de que Casillas no se recuperase a tiempo.

Jesús Fernández sufrió un leve esguince de rodilla hace diez días, en el partido que jugó el Castilla ante el Girona, al chocar contra Acuña. Se perdió los tres partidos del primer equipo ante el Valencia, y el del filial ante el Villarreal. Ya ha realizado trabajo de campo y se espera que este viernes pueda reincorporarse definitivamente a la dinámica normal de entrenamientos del primer equipo.

En caso contrario, y debido a las lesiones de Iker Casillas, Fernando Pacheco y el propio Jesús Fernández, entre Antonio Adán, Tomás Mejías y Andrés Prieto deberían repartirse las porterías de Real Madrid y Castilla ante la dificultad de poder compaginar ambos partidos, a disputarse el mismo domingo en ciudades distintas. Lo que más que un galimatías sería un auténtico problema para los dos equipos merengues.

Artículos relacionados