thumbnail Hola,

El luso ha renacido de sus propias cenizas. Este verano estuvo con pie y medio fuera del club, entrenando con el Castilla. Es el único madridista que lo ha jugado todo en Copa

Después de la goleada en Liga del pasado domingo, el Real Madrid regresa este miércoles a Mestalla para volver a medirse al Valencia, pero esta vez para la vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey. Llega el cuadro de José Mourinho con un 2-0 a favor de la ida, además de con una plantilla muy a tono después de cuatro meses y medio de temporada. Se han recuperado ya algunos lesionados como Coentrao, Albiol, Marcelo o Higuaín, y otros jugadores que parecían aletargados despertaron este domingo, como Di María, u Ozil.

Dentro de la relativa abundancia de jugadores de los que disponer, es en defensa donde más bajas hay en el Real Madrid. Y es que Pepe sigue recuperándose de su operación de tobillo, mientras que a Sergio Ramos aún le quedan por cumplir dos partidos de sanción. Los Raúl Albiol, Raphael Varane y Ricardo Carvalho han tomado el relevo en el centro de la zaga, y hay que reconocer que, pasados los nervios de los primeros partidos, el experimento empieza a surtir efecto.

No obstante, son ya cuatro partidos consecutivos los que lleva el Real Madrid sin encajar un solo gol, algo que no se veía por la Casa Blanca desde noviembre ¡del 2011! Y en esa línea destaca sobremanera la figura de Carvalho por encima de los Varane y Albiol. Se trata de un jugador mucho más veterano, que la temporada pasada apenas jugó después de unos problemas en la selección portuguesa y una serie de lesiones consecutivas, y que estaba predestinado a salir del club en el pasado mercado estival de fichajes, e incluso sonó para irse este mismo invierno.

De hecho, en verano en rueda de prensa, Mourinho llegó poco menos que a aventurar que un año más en el Real Madrid sería casi su retirada prematura al no contar para nada para jugar partidos oficiales. Incluso se entrenaba con el Castilla en muchas ocasiones en lugar de con el primer equipo. Y sin embargo, el central portugués ha resurgido esta temporada de sus propias cenizas en la extrema necesidad en la que se hallaba inmerso el equipo blanco en varias fases del curso. No sólo sumando minutos, sino cuajando además actuaciones más que dignas.

Así las cosas, y seguramente debido a su mayor experiencia, Mourinho está dosificando los esfuerzos de Carvalho para que esté listo en partidos de máxima exigencia. Como ante el Valencia y el Celta de Vigo en los dos cruces de Copa del Rey. Y hay dos datos que reflejan a la perfección su renacer en este Real Madrid. Que afronta el partido de este miércoles como el único jugador madridista que ha disputado todos los minutos de Copa del Rey. Y que, seguro precisamente por eso, ya no es ni mucho menos el futbolista con menos minutos totales de la plantilla, pues Jesús (0 minutos), Morata (249), Nacho (325), Adán (458), y hasta Kaká (503) han jugado menos minutos que el propio Carvalho en esta temporada: 630 minutos. Ver para creer.

Artículos relacionados