thumbnail Hola,

El técnico maño se lamentó de las múltiples bajas que está sufriendo su equipo, pero no da nada por perdido y cree que podrán seguir a flote en las dos competiciones

Manolo Jiménez no se muestra preocupado en exceso pese a caerle un chaparrón en forma de tres derrotas seguidas. La mala fortuna y las lesiones han hecho que el equipo rinda por debajo de sus posibilidades, o al menos así lo ve el técnico. "La situación en Liga no es mala y en Copa es envidiable. El problema es que se está produciendo algo que ya temíamos, que es que se nos caigan piezas importantes cuando estamos vivos en dos competiciones. Eso demuestra que la plantilla está muy castigada y que no tiene todos los efectivos para hacer frente a Liga y Copa", reclamando de esta forma movimientos en el mercado de invierno.

Sin embargo, Jiménez ha pasado situaciones peores en el club y conserva esa calma que necesita el club en estos momentos. "El estado natural del fútbol en Zaragoza ha sido en los últimos años de preocupación. Esta Liga está siendo aquí la más normal de las últimas temporadas. La baja de jugadores como Álvaro nos ha matado. Al igual que las lesiones de Loovens cada dos partidos, o ahora la de Apoño y Pinter. También el estado de forma por jugar tantos partidos de Abraham, Postiga, Víctor o Montañés nos hace entender que quizá nos hemos quedado cortos en plantilla", volvía a recalcar el técnico maño.

Manolo Jiménez quiso hacer también algo de autocritica y dijo que "quizá tendría que haber dosificado más a ciertos futbolistas", pero a la vez creía que si lo hubiera hecho es posible que ahora ya no estuvieran vivos en Copa. "Entonces me achacarían que la tiré. Sinceramente, por todo lo que estamos sufriendo en el mes más exigente, quizás la plantilla no está preparada para todo esto", añadió.

Al dejar claro que su plantilla es corta es inevitable hablar de tirar la Copa para seguir vivos en liga, pero el entrenador lo tiene claro y cree que llegados a este punto ya han acumulado dos partidos contra el Granada, otros con el Levante y uno frente al Sevilla y ahora queda otro. "Todo esto ha supuesto que jugadores que son importantísimos no han rendido al máximo nivel en la Liga. No tiramos la Copa, pero está claro que vamos a ir con lo que tenemos. Y lo que tenemos son menos de 14 jugadores profesionales y que algunos tendrán que jugar tres días después contra el Espanyol una final. Eso ya es un poquito preocupante".

Sobre Henri Bienvenu también quiso pronunciarse, aunque si el jugador se enterase de sus declaraciones igual se lo pensaba dos veces, y es que Jimenez no se cortó y dijo que “no es el futbolista que todos los equipos quieren tener, no es Benzema, pero sí que es un jugador que tiene un nivel importante, y que juega en un buen equipo como es el Fenerbahçe. Va a venir a ayudarnos”. Y es que le ha trastocado la salida de Aranda más de lo esperado ya que “no se tenía que haber ido, pero donde hay un futbolista que no quiere estar, poco se puede hacer. Nos ha trastocado muchísimo los planes. Me ha sorprendido. Yo esperaba que diera más. Ha sido un hombre importantísimo en ciertos partidos, sobre todo en la Copa. Yo creía que estaba por la labor y que estaba volcado en esto. Sin embargo, decidió irse porque tenía problemas personales. Se ha ido, ha tenido que pasar por caja, el Zaragoza no ha perdido en lo económico pero en lo deportivo sí que nos ha dejado tocados”, se lamentó.

Así pues Jiménez considera que para recuperarse “necesitaríamos a cuatro futbolistas. Dos delanteros, uno es Bienvenu, un mediocentro y un defensa, pero no hay dinero para todo. La realidad del Zaragoza ahora es que tiene a Movilla y José Mari. No hay más. Tenemos dos centrocampistas, y un equipo de Primera no puede estar así. Romaric está en la Copa de África, Apoño se ha lesionado porque lo he exprimido y ahí es donde yo me siento culpable. Pero es que no había recambios naturales. Jose Mari viene de Segunda B y ha sido un invento nuestro, al que le estamos sacando un provecho impresionante”, afirmó.

Ante la imposibilidad de fichar está el filial, al cual sigue de cerca Jiménez: “El jugador más destacado es Tarsi y ya ha debutado en Primera. El chaval cumplió en un partido complicado pero le queda mucho por crecer. Habrá que cuidarlo y mimarlo. Hay jugadores que pueden aportar en un momento dado, pero no son jugadores que puedan jugar en Primera ahora. Me gustaría no llevar a jugadores por bajas del primer equipo sino porque en el filial se ganen el derecho de jugar en el primer equipo”, finalizó el técnico del Zaragoza.

Artículos relacionados