thumbnail Hola,

Pep Guardiola no conoció la victoria en la casa de la Real Sociedad en sus cuatro años frente al banquillo y el estadio txuri urdin también se le resiste a Tito Vilanova

La última vez que el Barça ganó en Anoeta se remonta al 2007 cuando Frank Rijkaard dirigía al equipo, los goles de Samuel Eto'o y Andrés Iniesta pusieron el 0-2 definitivo que ha quedado guardado como recuerdo. En aquella temporada la Real Sociedad descendió a la Segunda División de España, como si los culés hubieran sido la maldición. A partir de entonces, el conjunto txuri urdin se ha resistido a las visitas del conjunto catalán y lo sigue haciendo hasta la fecha.

Si la temporada pasada los goles de Cesc y Xavi parecían acabar con la racha de imbatibilidad de los donostiarras en Anoeta, fueron los tantos de Agirretxe y Griezmann los que pusieron el empate para seguir conservando su registro limpio en casa.

Esta tarde Tito Vilanova lo intentó, el técnico que se ha encargado de romper todos los registros que se le ponen al frente, no ha logrado superar a los de Philippe Montanier, ni con Messi, Cesc, Iniesta y compañía. La Real Sociedad que no pasa por el mejor de sus momentos, sacó la casta para defender su portería, pero sobre todo seguir siendo el dolor de cabeza de los azulgranas.

Los goles de Messi y Pedro se vieron sobrepasados por la remontada mágica de la Real Sociedad gracias a el doblete del Chori Castro y un tanto de Agirretxe en el tiempo del descuento, para acabar con la imbatibilidad del Barcelona de Tito Vilanova.

Artículos relacionados