thumbnail Hola,

El Mago de Arguineguín no está de acuerdo con las últimas decisiones de Augusto César Lendoiro. Su desencanto puede llevarle a dejar el club a final de temporada

A perro flaco todo son pulgas. Eso mismo se le puede aplicar ahora mismo al Deportivo de la Coruña. Tras la entrada del equipo en el concurso de acreedores, la mala marcha del equipo y la destitución de su antiguo entrenador, ahora es el jugador más querido de la afición deportivista el que se puede marchar. Así lo insinúa La Voz de Galicia.

Juan Carlos Valerón es un ídolo en A Coruña y, al acabar esta temporada, el jugador iba a retirarse para continuar ligado al equipo trabajando para la cantera. Pero las últimas decisiones del club parecen alejar al jugador  del equipo.

El “Flaco” no está de acuerdo con los últimos movimientos que ha hecho Lendoiro. La gota que ha colmado el vaso parece ser la forma en que el presidente destituyó a José Luis Oltra, el anterior técnico coruñés.

Valerón ha hecho mucho por el equipo, y no solo dentro del campo, sino también fuera. Convenció a varios jugadores para que fichasen por el Deportivo cuando este bajó a segunda y ayudó a Lendoiro a decidir quién era el técnico más adecuado para la vuelta a la máxima categoría, entre otras cosas.

“Después de tantos años en el club y con mi implicación, que ha sido total, y todos los que me conocen saben que es así, no me merezco ahora mismo tener que estar aquí teniendo que dar ningún tipo de explicación”, ha dicho el jugador.

Pero no es solo la forma de destituir a Oltra, al que le une una gran relación, sino que no se le tuvo en cuenta a la hora de decidir su sustituto. Pero también está el tema de la cantera. El jugador cree que el equipo no está bien estructurado en sus categorías inferiores pero lo peor es  que tampoco ve factible un cambio en ese sentido.

Aún así, el jugador se  empeña en mantener tranquilas las aguas, como siempre ha  hecho. “Soy jugador de este equipo y voy a estar implicado con el Deportivo siempre. No estoy mal con el club y nunca voy a acabar mal. Quiero que la gente esté tranquila”.

Artículos relacionados