thumbnail Hola,

El técnico del Getafe califica como "increíble" e "inaudita" la sanción de dos partidos que le han impuesto tras tener que abandonar el campo expulsado en el Coliseum

El técnico del Getafe, Luis García Plaza, ha montado en cólera tras enterarse de la sanción de dos partidos que le ha impuesto el Comité de Competición de la RFEF.

Luis García califica de "inaudita e increíble" la sanción impuesta, dejando claro que, para él, el Comité utiliza un rasero totalmente diferente con los entrenadores. "No hablo de la expulsión, si miras el reglamento, lo es. Sin darme cuenta me meto en el campo y levanto los brazos. Pero dos partidos, no lo entiendo. No me pueden caer dos por hacer eso con los brazos, pero a todos los entrenadores nos están midiendo por un rasero durísimo e incomprensible".

El entrenador azulón excusa su comportamiento por un acontecimiento dudoso en el partido que cambió totalmente el devenir del resultado. "Era el minuto 93 y era un penalti dudoso. Dije en la rueda de prensa que pitó lo que vio, un entrenador no se merece dos partidos por una reacción así. No es justo, no me lo creía. Ya me pareció exagerada la de Ramos, y desde la segunda jornada del año me propuse ser respetuoso".

"No hay nada que recurrir, porque si en el acta pone que entré en el terreno de juego y levanté los brazos, y eso lo hice", declaró.

Por último, y hablando ya exclusivamente de su equipo, Luis García lamentó la pérdida de Diego Castro para el próximo partido por ciclo de amonestaciones, más aún cuando dos de las amarillas fueron por sacarse la camiseta y mostrar una de Manolo Preciado. "Hemos perdido a Diego Castro por otra de Comité. Por lo del día de Manolo Preciado fueron dos tarjetas. No tenemos la repercusión de otros equipos, pero que a un jugador le enseñen dos amarillas por mostrar su apoyo a una persona muy querida y fallecida, a dónde estamos llegando", terminó.

Artículos relacionados