thumbnail Hola,

El seleccionador español ha elogiado de una forma muy particular al delantero argentino del Barcelona, recientemente ganador de su cuarto Balón de Oro consecutivo

El seleccionador español, Vicente del Bosque, ha elegido una frase muy particular para elogiar al mejor futbolista del mundo. En ese sentido, el recientemente ganador del premio 'Mejor entrenador de 2012' -otorgado el 7 de enero por la FIFA en Zúrich- soltó: "Messi es la hostia".

En una entrevista con la Real Federación Española de Fútbol, Del Bosque no se ha guardado ningún elogio para con el delantero argentino del Barcelona, quien se llevó hace poco más de una semana su cuarto Balón de Oro de forma consecutiva.

El extécnico del Real Madrid dijo que Messi "jugaría bien en todas partes y tuviera a quien tuviera a su lado”. “Messi es el chaval de la calle, el que burrea, como decíamos antes, a todos. Yo no soy nostálgico de pasado. Éste es la hostia y punto”, sentenció.

En cuanto a su presencia en la entrega al Balón de Oro, cita a la que no acudió su ‘competidor’ José Mourinho, explicó: “Yo creo que eso forma parte de mis obligaciones y que mi presencia también lo ha sido. Represento de alguna manera a este fútbol español que tan excelentes resultados ha dado y no podía negarme a estar. Creo que este deporte ha salido bien parado con los premios que ha recibido y que por ello ahora está mejor considerado”.

El seleccionador también habló de España, y de las posibilidades que tienen de ser convocados “Michu, Iago Aspas, Adrián, que ya ha estado, Rubén Castro, Aduriz” y otros tantos futbolistas. Para Del Bosque es gratificante “porque con ese número no caben grandes preocupaciones”. “Cualquiera que dejes fuera sí se convierte en una preocupación. Es una suerte, pero también un problema contar con tropecientos, porque con tantos y por muchas convicciones que tengas te equivocas”, añadió.

Sobre el Mundial, que se jugará en 2014, aseguró que Brasil es la gran “amenaza”. “A mí me parece que el factor local influye ahora menos que antes, pero, indudablemente y más allá de su condición de anfitrión, Brasil es la gran amenaza”, explicó.

Artículos relacionados