thumbnail Hola,

Los goles del Valladolid 3-1 Mallorca

Goal.com te trae el mejor resumen de la victoria blanquivioleta en Zorrilla

Sin un claro dominador y con ocasiones en ambas porterías, además de un penalti sobre Víctor Casadesús no señalado, transcurría entretenidamente el encuentro hasta que en el minuto 20, Patrick Ebert, desde casi 30 metros y de tremendo zapatazo introducía el esférico por la escuadra derecha de la meta defendida por Dudú Aouate y adelantaba a los locales (1-0).

No varió en exceso el escenario tras el gol, la posesión del balón caía más del bando vallisoletano mientras que el Mallorca, fiel a su estilo, esperaba su oportunidad al contraataque que llegó en el minuto 36, cuando Javier Arizmendi se deshizo por piernas de Mikel Balenziaga y Víctor Casadesús, incrustado entre Henrique Sereno y Antonio Rukavina, se lanzaba en plancha para poner la igualada en el marcador (1-1).

Cuando se jugaban los minutos más insulsos entró Alberto Bueno en sustitución de Omar Ramos, momento que supuso la vuelta a un juego algo más vertical y a las buenas ocasiones, en especial la de Javier Arizmendi, tras rápido contraataque, en el minuto 75. Las jugadas de mayor peligro local provenían de los siempre duros y lejanos disparos de Patrick Ebert. Quemaba sus últimas naves el míster serbio dando entrada a Javi Guerra por Daniel Larsson y breves instantes después respondería el de Utrera dando entrada a Andreu Fontàs por un renqueante Pep Lluis Martí.

En el minuto 87, una pérdida de balón en el centro del terreno de juego la recogió Patrick Ebert, colgando el esférico al área mallorquinista donde Óscar González tocó lo justo con la puntera y batió a Dudú Aouate adelantando a los suyos (2-1). Se volcaron a la desesperada los mallorquines e incluso NSue logró el que hubiera sido el gol del empate de no haber estado en un claro fuera de juego.

La puntilla la pondría, ya en el tiempo añadido, el héroe del partido, Patrick Ebert, quien después de dejar sentados a Dudú Aouate y a Pedro Bigas, consiguió el tercer gol para su equipo y el segundo de su cuenta particular.