thumbnail Hola,

Henk Ten Cate, segundo entrenador del Barcelona en la época del holandés, reconoce que en su primera intervención, el astro argentino generó asombro en su entrenador

Henk Ten Cate repasó en la revista holandesa VI el debut de Messi. "Ni Frank ni yo conocíamos a Messi; tenía 16 años y era un juvenil B". Fue hablando con Txiki Begiristain que la cosa empezó a rodar. "Nos había hablado muy bien de él y se pactó que saliera los últimos diez minutos".  

"En su primera intervención, se zafó de dos contrarios, con la zurda. Frank y yo nos miramos. Nos quedamos sin habla", aseguró. "Al día siguiente llamé a Giovanni por teléfono y le dije que había visto al futuro crack del Barça. Fue la primera y última vez que he dicho algo así".

Henk ten Cate también habló sobre la relación de Leo Messi con Ronaldinho y la influencia del brasileño sobre el argentino. "Ronaldinho fue un buen ejemplo para Messi en el Barça para lo que debía hacer y lo que no", dijo Ten Cate.

"Los brasileños, como Ronnie y Deco, lo acogieron directamente en su seno cuando él tenía 17 años", siguió explicando el que fue asistente de Frank Rijkaard. "¿Pero a que no saben con quién pasaba más tiempo? Con Sylvinho, que no salía, que era casero y creyente".

Habló más de la relación de Sylvinho con Messi. "Los dos solían jugar a fut-tenis en el gimnasio, descalzos. Que el veterano de la plantilla y el benjamín se juntaron decía mucho bajo mi punto de vista".

Henk ten Cate opinó sobre el por qué Messi gusta más que Cristiano Ronaldo. "Es más terrenal. Messi es cercano, toca de pies en el suelo dentro y fuera del campo". Además, dice que ahora le ve diferente, "más comprometido, más ambicioso".

Cosas como el reto goleador hacen opinar así al que fue asistente de Rijkaard. "Creo que fue a por el récord goleador de Gerd Müller. Él sabe qué se espera de él y cuál es su deber como profesional, pero no necesita toda la publicidad".

Artículos relacionados