thumbnail Hola,

El tiempo acaba dando la razón a Mourinho. El jugador, a pesar de llegar con la vitola de estrella en ciernes, no se ganó el puesto en el laureado club español

Bien es cierto que Nuri Sahin es un jugador interesante para la gran mayoría de los clubes de Europa porque atesora una gran calidad que le ha llevado a destacar desde que era un niño -no hay que olvidar que es el goleador más joven en la historia de la Bundesliga-, pero no tiene cabida en un grupo como el Real Madrid.

El equipo blanco, vigente campeón de Liga y con una plantilla de garantías, se le ha quedado grande al joven. Y es que en su posición, la de mediocentro, está de sobras cubiertas. No en vano, los Xabi Alonso y Khedira son mucho más sólidos que Sahin en la faceta defensiva y, a la hora de mover el balón, los Özil, Modric y Kaká le quedan un escalón por encima.

El papel de José Mourinho en su salida ha sido determinante. El portugués, si algo ha demostrado en los años que lleva al mando de la nave madridista es que sólo quiere gente implicada en el club, jugadores que lo den todo. Y las declaraciones del jugador en su regreso a Dortmund lo delatan. "Me di cuenta muy pronto en Madrid que sólo quiero jugar en el BVB. Solo funciono al 100% como persona y como futbolista aquí", dijo. Intolerable.

De esta forma, el manager del Madrid acertó en verano cediéndolo a uno de los equipos punteros de la Premier League: el Liverpool. Si había una opción de recuperarlo como futbolista pasaba por crecer en otro club, pero tampoco ha cuajado con los británicos. Los problemas físicos con los que llegó a Chamartín han persistido y sólo ha podido disputar 12 partidos. Así, el tiempo le ha dado la razón.

Ahora, en el Borussia Dortmund, Sahin vuelve a casa, al lugar donde se convirtió en uno de los jugadores más prometedores de Europa y donde pretende volver a encender su estrella. El internacional turco tendrá año y medio para hacerlo. Pero hasta entonces, cuando los alemanes tengan que ejercer su opción de compra, se puede decir que sí, el Real Madrid hace bien en desprenderse del jugador.

Artículos relacionados