thumbnail Hola,

El de Camas ha sido expulsado en una quincena de ocasiones. La última, ante el Celta este miércoles. Es el jugador con más tarjetas rojas en toda la historia del Real Madrid

El Real Madrid ganó este miércoles al Celta de Vigo en un partido que casi se le escapa con 2-0 en el marcador y quince minutos por jugarse aún. Sergio Ramos fue expulsado por doble amarilla y en inferioridad numérica a punto estuvo de anotar el equipo gallego si no llega a ser por la intervención providencial de Iker Casillas.

El equipo blanco deberá aprender a sobrevivir sin la presencia de Sergio Ramos, eso sí. Pues de aquí en adelante se ausentará algo más de quince minutos después de conocerse que el Comité de Competición le ha sancionado con cinco partidos, a cumplir entre Liga y Copa del Rey. Esto es, que se pierde los partidos de Liga ante Osasuna, Valencia y Getafe, y también los dos de cuartos de final de la Copa ante el Valencia. Una baja muy sensible, y que se une además a la ya conocida de Pepe por lesión.

No es sin embargo la primera vez que el de Camas es expulsado desde que llegó al Real Madrid. Más bien todo lo contrario. Pues el ‘4’ es a día de hoy el jugador más expulsado en toda la historia del club blanco, con 15 tarjetas rojas en las siete temporadas y media que lleva defendiendo la zamarra merengue: once de ellas han sido en Liga, dos en Champions League, y otras dos más en Copa del Rey, contando con la de este mismo miércoles ante el Celta de Vigo.

Lejos queda ya Fernando Hierro, que en su periplo en el Real Madrid vio once cartulinas rojas. Aunque eso sí, en el doble de tiempo que Sergio Ramos: catorce temporadas. No obstante, el de Camas ya superó al mítico central malagueño en expulsiones en Liga hace prácticamente un año, cuando fue expulsado en El Madrigal en marzo de 2011, viendo así su undécima tarjeta roja por las diez que vio Hierro en el campeonato doméstico.

“Al principio contemporizaba menos. No sabía contener las ansias de quitar el balón al contrario” confesaba el propio Sergio Ramos en una entrevista en El País a mediados del año 2007, intentando explicar un factor, el de las expulsiones, que ha venido acompañándole desde sus inicios en el Real Madrid. Y es más, pues en ocasiones ha supuesto un verdadero problema para el defensa sevillano.

Concretamente, en la temporada 2007-08, cuando tras ser expulsado en Mallorca (por tercera vez en esa misma campaña) de forma injusta, sintió que desde el propio club le daban de lado y se quejó amargamente por ello en público. “No espero nada por parte de nadie porque intento aprender yo solo, pero me he sentido desamparado. La vida es así en este mundo del fútbol. Hay que asimilarlo y seguir adelante con los que pueda. Que quieren unirse muchos, bien; que no, también. Me sorprende que ningún compañero ni nadie del club salgan en mi defensa cuando se me critica por las tarjetas, pero es la realidad y hay que asimilarlo. Nadie es tonto y todo el mundo sabe lo que quiero decir. Me he sentido un poco solo, pero miro hacia adelante” vino a espetar en su momento. Al final, el Comité de Competición le retiró dicha tarjeta roja a posteriori, por cierto.

Y causa o consecuencia de aquel conflicto, lo cierto es que desde aquella temporada 2007-08, el volumen de expulsiones se ha reducido bastante en la carrera de Sergio Ramos. Entonces fueron tres tarjetas rojas las que vio, una cifra que ya nunca más ha alcanzado en una única campaña. La temporada siguiente sólo vería una. En 2009-10 sólo una de nuevo. La campaña siguiente fueron dos. En 2011-12 fueron de nuevo dos. Y esta expulsión - la quinta en total desde que Mourinho aterrizara en el Real Madrid- se trata de la única en el presente curso hasta el momento. Aunque valga por cinco partidos.

Artículos relacionados