thumbnail Hola,

El central madridista sigue dándole vueltas a la tarjeta roja vista anoche en el choque de octavos de final

Sergio Ramos, jugador del Real Madrid, opinaba en zona mixta sobre la clasificación conseguida ante el Celta. Su buena actuación se vio oscurecida por la doble amonestación recibida. El sevillano quiso aparcar el tema de su expulsión: “Me voy indignado y mosqueado porque nos estábamos jugando la eliminatoria. No entro en ningún debate. No es para ver la segunda cartulina, pero no hago comentarios. Para eso están las televisiones y cada uno tendrá su opinión, dijo.

Para el segundo capitán del Real Madrid estaba claro cuál era el objetivo del conjunto blanco: El equipo ha pasado la eliminatoria, sigue ganando y estando en todas las competiciones, afirmó.

Uno de los temas de actualidad del equipo blanco está siendo el consabido tema de la portería: “Son decisiones técnicas y no somos nadie para opinar. Lo decide el míster y nosotros nos dedicamos a jugar”, opinó el andaluz.

También tuvo palabras de elogio hacia su compañero Cristiano Ronaldo: “Es uno de los mejores del mundo y se merece el cariño de la afición y sus compañeros”, reconocía.

Para concluir, el de Camas no tira la toalla en la lucha por la competición doméstica, aunque todo el mundo se resigne: “Hay que pensar ya en la Liga. Vamos a intentar disminuir la distancia con el líder. No es imposible y estamos obligados a ello”, concluyó.




Artículos relacionados