thumbnail Hola,

El Espanyol acaba 2012 con un último entrenamiento, y desean que el aparente cambio de imagen que se vio en los tres últimos partidos continúe durante lo que resta de temporada

Victor Sánchez llegó hace un año al Espanyol, y poco a poco se ha integrado en el equipo hasta hacerse un hueco en el once titular que confecciona, ahora, Javier Aguirre.

El ex del Barcelona afirma que se encuentra bien en el equipo y que tienen un "gran vestuario y eso hace que todos nos encontremos muy a gusto. Hay gente veterana que suma mucho y gente joven muy ilusionada. Todos nos ayudamos y eso hace que la adaptación sea más fácil".

El centrocampista confesó que está "con muchas ganas de volver para seguir la dinámica de los cuatro últimos encuentros. He pasado los días con mi mujer y mi hijo, con el resto de familia, intentando desconectar y cargar pilas. Es bueno olvidarse unos días del fútbol para regresar con mucha energía". Además, se atrevió a asegurar que el equipo está "muy contento, feliz, ilusionado y con ganas de volver a empezar. Ahora hay que comenzar a sumar de tres en tres, como ya lo hicimos ante el Deportivo".

Sobre el próximo encuentro de los pericos, frente al Barça, el medio lo describió como "un partido muy bonito en el que tenemos muy poco que perder y mucho que ganar. A ver si pasa como en Madrid que fuimos vencidos, de víctimas y sacamos un punto".

También sabe que no será fácil, ya que "el Barcelona está en un gran momento y sabemos que será muy difícil meterle mano en su campo. Además, antes les costaba más remontar los encuentros pero en esta temporada les está saliendo todo. Nosotros llevaremos más entrenamientos que ellos pues hemos empezado a entrenar antes y podemos dar la sorpresa".

El jugador admite que el cambio de entrenador dio aire fresco al equipo en todos los aspectos. "Un relevo de técnico comporta un cambio en todo. Los jugadores que no tenían minutos están más ilusionados por ganarse el sitio y los que juegan, también quieren conservarlo. El equipo está cada día mejor, se ve en los entrenamientos y luego se refleja en el campo. El míster nos ha transmitido fuerza, confianza y sabe lo que necesitamos" afirmó.

Así pues, con esa actitud, y el apoyo, de nuevo, de la grada, que para Victor Sánchez es "necesario", esperan hacer una segunda vuelta fantástica para conseguir el objetivo de la salvación: "Tenemos que hacer una gran segunda vuelta para sumar 41 puntos, como mínimo, y salvarnos. Pero no estamos obsesionados con los puntos".

Artículos relacionados