thumbnail Hola,

El lateral izquierdo internacional ha concedido una entrevista a Mundo Deportivo donde analiza su año 2012 entre el Valencia, la selección y el Barcelona

Jordi Alba ha entrado en el engranaje azulgrana a la perfección. Tras su fichaje este verano por 14 millones de euros procedente del Sevilla, cuesta recordar un nuevo jugador que se haya adaptado tan bien al juego del Barcelona. Aunque la falta de competencia en su puesto por la enfermedad de Abidal le haya ayudado.

En una entrevista concedida a Mundo Deportivo, Alba reconoce que "es muy fácil jugar aquí hay mucha calidad". Sobre su pasado de en la cantera azulgrana, el defensa comenta que cuando era un chaval veía muy difícil llegar al primer equipo, "son muchos los que sueñan igual que tú y no hay sitio para todos, aunque desde hace años haya más posibilidades", reconoce el jugador de Hospitalet.

Jordi Alba también alaba a sus compañeros "tienen una calidad espectacular", además de reconocer que con todo lo que han ganado lo que más llama la atención son "las ganas que siguen teniendo de ganar y la unión que hay. Tanto a Song como a mí, que somos los nuevos, nos han hecho sentirnos como uno más desde el primer día".

Preguntado sobre los entrenadores que le han ayudado a estar donde se encuentra hoy, Alba reconoce que muchos de la cantera del Barcelona le ayudaron a mejorar, aunque tienen mencion especial, César Ferrando de su etapa en el Gimnàstic y, por supuesto, Emery en el Valencia, "me reconvirtió a lateral para que jugara y gracias a ese cambio hoy también estoy dond estoy", confiesa.

Sobre 2012, el lateral internacional comenta que "ha sido un año muy bonito para mí y la verdad es que no puedo tener queja. Tuve protagonismo en el Valencia, me pude consolidar en la selección, ganamos la Eurocopa, fiché por el club de mi vida, volví a casa... Y encima somos líderes. La verdad es que más no puedo pedir".

Sobre su compañero en el Barcelona y competencia directa por un puesto, Eric Abidal, Alba tiene claro que suplirle "es una responsabilidad, no una presión". Si el jugador francés vuelve a estar a un nivel óptimo para competir a primer nivel puede sentar al jugador revelación de este año.

Artículos relacionados