thumbnail Hola,

El ex presidente del Gobierno elogia a la Selección Española y a Vicente del Bosque, y se muestra su predilección por Xavi y por el Barcelona

El ex presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha deshecho en elogios a la Selección Española de fútbol y sus éxitos obtenidos en los últimos años: "Pertenezco a una generación traumatizada por nuestros no éxitos con la selección, hasta 2008. Era una ecuación difícil de resolver, porque, si teníamos clubes como el Madrid y el Barcelona, poderosos en Europa, ¿por qué no se trasladaba ese valor al equipo nacional? Por ello, la victoria en Viena fue para todos nosotros como la Transición, pero deportiva. Superada esa fase, hemos entrado en el ciclo del éxito, una inercia tremenda. Durará, creo, pero también pasará, y habrá que aprender y no olvidar cómo se consiguió".

A la pregunta de cómo son los personalmente los artífices de este éxito deportivo, Zapatero destacó a Xavi por encima del resto: "El equipo está formado por jóvenes con una altísima confianza en sí mismos, sin complejos. En mi opinión, e insisto en que no soy un especialista, hay alguien referencial en todos los aspectos. Es Xavi Hernández. Siempre que he hablado con él me ha impresionado por su seguridad, por la forma de contestarme. La selección ha tenido centrocampistas más fuertes, más hábiles, más rápidos, pero no con tanta cabeza".

El ex presidente también tuvo palabras de agradecimiento al seleccionador nacional: "Me gusta el discurso de Vicente del Bosque, personaje por el que tengo verdadera devoción, por su serenidad, aplomo y humildad. Me atrevería a decir que es uno de los más queridos por la sociedad española. Lo que no sé es si es un buen entrenador o no en el aspecto técnico, no me atrevo a pronunciarme sobre eso. Me he fijado en que evita siempre hablar de grandes hazañas, huye de elevarlo todo a las grandes categorías, a las grandes pasiones".

Zapatero señalaba que no le sorprendió que Angela Merkel quisiera conocer a Vicente del Bosque: "A ella le gusta el fútbol, lo he podido comprobar, y siempre es muy correcta. Después de cada victoria de España, venía y me felicitaba". El ex jefe del gobierno comentaba que el fútbol es un recurso de distensión en cada cumbre y que contribuye a desengrasar las citas duras.

"Por el fenómeno que se observó en las calles, la impresión personal es que los españoles se quisieron un poco más después de los triunfos. Fueron millones cantando en las calles `Yo soy español´. Fue un motivo de orgullo" apuntaba Zapatero ante la euforia de los españoles tras los éxitos nacionales.



Artículos relacionados