thumbnail Hola,

La junta se alargó durante varias horas por las constantes interrupciones de accionistas minoritarios

El voto del presidente del Racing de Santander, Ángel Lavín, fue suficiente para que se aprobara en una larga junta de accionistas que el máximo mandatario del equipo tenga un sueldo. Dicho salario será "el mismo que el directo general", según palabras del presidente, quien lo ha cifrado en 3.139,98€ al mes en 14 pagas.

Dicha Junta de accionistas estaba convocada ayer a las 9:00 horas, pero no fue hasta poco antes de las 12:00h cuando empezó a tratarse el primer punto del día, debido a las constantes protestas de accionistas minoritarios que entendían que la junta debería ser cancelada, al producirse numerosas irregularidades en ella. También hubo numerosos problemas a la hora de acceder al recinto habilitado para dicha junta de accionistas, ya que el consejo de administración decidió que fuera una junta a puerta cerrada, pero los integrantes de la prensa consiguieron la representación de algunos accionistas minoritarios, para así eludir el veto.

Unas de las irregularidades que más protestaron los accionistas minoritarios fue la no justificada ausencia de los consejeros, José Campos, Álvaro Rodríguez-Quiroga y Manolo Saiz, ya que la mesa principal solo la ocupaban el presidente y Juan Antonio Berdejo, el secretario del club.

El primer punto del día constó de las aprobaciones de las cuentas del pasado curso, que arrojaron unos beneficios ligeramente superiores a los diez millones y medio de euros, aunque se barajaron unas pérdidas de casi nueve millones, el balance final es positivo debido a los casi veinte millones de euros ingresados gracias al concurso de acreedores. El presupuesto para la presente temporada es de once millones y medio de euros en gastos y poco más de catorce de ingresos.

El mayor momento de tensión se vivió cuando Lavín acusó al consejero Manolo Sainz de "incumplir deberes inherentes a su cargo, por transmitir asuntos secretos del consejo de administración", ya que según asegura el presidente en las preguntas realizadas por la Asociación de Peñas Racingistas, hay un "corta y pega" de actas del consejo que han sido filtradas por Sainz a Bernardo Colsa, presidente de las peñas del Racing.

Ante éstas acusaciones, Colsa quiso acercarse a la mesa presidencial para pedir explicaciones, pero fue interceptado por los miembros de seguridad, lo que hizo que el ambiente se encrispara mas todavia. En total, ocho fueron las horas que estuvieron reunidos los accionistas, llegando incluso a oirse los ya típicos gritos de "¡Fuera chorizos!".

Artículos relacionados