thumbnail Hola,

Ángel María Villar ha quedado imputado, pero la Audiencia Provincial ha decidido reabrir el caso porque la justificación de los viajes es deficiente

La Audiencia Provincial de Madrid ha reabierto hoy el caso del uso de fondos de la Federación Española de Futbol para viajes privados y ha imputado al presidente Ángel María Villar.

En un auto publicado hoy, la Audiencia madrileña ordena al juez Adolfo Carretero proseguir con las investigaciones. No sólo Villar ha sido imputado, también lo han sido el administrador general de la RFEF José María Castillón, del vicepresidente económico Juan Antonio Padrón, del miembro de la Junta Directiva Antonio Borrás y del vicepresidente Juan Espino.

El tribunal ha justificado la reapertura del caso por un informe elaborado por dos peritos de la Agencia Estatal de Administración Tributaria. En este informe se asegura que la justificación de los viajes “es deficiente”.

"Puede aventurarse que los gastos de viaje de los acompañantes de determinados miembros o directivos de la RFEF eran abonados con fondos de ésta y que no estaba previsto que tales desembolsos fueran luego a ser reintegrados al patrimonio de la Federación", señala el auto.

El auto también añade que “existen indicios que conducen a la razonable probabilidad de que los imputados que ostentaban cargos en la RFEF puedan haber incurrido en un delito de apropiación indebida o en un delito societario de administración desleal".

La Audiencia ha recordado, justificándose así para reabrir el caso, que el Código Penal no exige "que las conductas delictivas recaigan sobre fondos públicos o entidades públicas".

Artículos relacionados