thumbnail Hola,

El último rival que se le resistió al mejor jugador del mundo había sido el Celta. Con sus goles al Atlético, ya es el futbolista que más le convirtió a los rojiblancos

Enésimo capítulo de Lionel Messi y su matrimonio con los récords. Una historia que también incluye divorcios, pues el argentino se acostumbró a romper y romper marcas que él mismo atesoraba. En esta oportunidad, tras convertir en el Camp Nou ante el Atlético de Madrid, el delantero del Barcelona consiguió por primera vez en su carrera anotar en seis jornadas ligueras consecutivas.

Antes de esta cita con el escolta liguero, Messi había celebrado contra el Betis, el Athletic de Bilbao, el Levante, el Zaragoza y el Mallorca. El último oponente que se le resistió al mejor jugador del mundo había sido el Celta (victoria catalana 3-1 con goles de Jordi Alba, Villa y Adriano).

En la previa de este encuentro, era algo previsible. Porque el conjunto colchonero es el rival que más veces ha sufrido el poderío goleador del punta rosarino. El tercer gol del partido, el 1-3 parcial, supuso su diana número 19 ante el Atlético en toda su trayectoria. Es su víctima favorita, por encima de las 17 que le ha convertido al otro equipo capitalino, el Real Madrid.

Con ese gol, La Pulga se convertía también en el futbolista que más tantos le marcó a los rojiblancos en la historia de la Liga española (16), dejando atrás a otros reconocidos apellidos como César (15), Di Stéfano (13), Herrerita (13), Santillana (13) o Zarra (13).

Pero habría más. Con el último gol de la noche, Messi completó su hazaña con una particularidad: en esos seis partidos marcando de forma consecutiva, anotó doblete. Bien ganado tenía el crack ese abrazo del hincha en el '91...

Artículos relacionados