thumbnail Hola,

El centrocampista azulgrana asegura estar satisfecho de las oportunidades que le está dando el técnico en el primer equipo, donde el objetivo es "hacer un fútbol muy fácil"

El canterano azulgrana Sergi Roberto aseguró estar "muy contento", ya que puede compaginar su trabajo "tanto con el primer equipo como en el filial" e intenta siempre "ayudar a los dos". Esto es posible gracias a las "oportunidades que le ha dado Tito Vilanova con el Barcelona: "De momento, no me puedo quejar. En lo que llevamos de campaña he podido jugar tres partidos y en pretemporada tuve bastantes minutos. Estoy muy cómodo con ellos y no solo yo, sino todos los que suben. Jugar con estos jugadores de un nivel tan alto siempre ayuda", comentó.

Llegado a La Masía en 2006 como cadete, procedente del Nàstic de Tarragona, Roberto ya acumula tres encuentros completos con el Barça en este curso: los dos partidos de dieciseisavos de Copa ante el Alavés y en el último de Champions ante el Benfica. El futbolista, que debutó en 2010 ante el Ceuta con Pep Guardiola en el banquillo, considera que la clave para seguir creciendo en el Barcelona es hacer un "fútbol muy fácil" y poco a poco con los partidos "ir cogiendo confianza".

Con apenas 20 años no se autoimpone ningún tipo de presión ante la opción de ser algún día parte de la primera plantilla la próxima temporada y más teniendo en cuenta que en su demarcación hay jugadores como Xavi, Iniesta o Thiago. Por ello, apela a "seguir trabajando" y esperar "las oportunidades que lleguen". Además, considera que "aún queda mucho" ya que están en "mitad de la temporada" y "falta toda la segunda vuelta", por lo que espera volver a tener opciones de jugar con el Barcelona.

Artículos relacionados