thumbnail Hola,

Adán jugó este martes su decimotercer partido con el Real Madrid, más que cualquier otro guardameta ‘suplente’ en la era Casillas, que alcanzará los 600 partidos en su 14ª campaña

El Real Madrid jugó este martes ante el Ajax en la Champions League, en un partido con poco en juego donde Mourinho aprovechó para dar minutos a los menos habituales. Véanse los Nacho Fernández, Varane, Carvalho, Modric, o Callejón. También Antonio Adán, para el que fue un partido aún más especial que para el resto. Y es que se convertía en el portero que más partidos disputaba con el Real Madrid de los últimos siete años, sólo por detrás de Casillas, claro está.

El encuentro ante el Ajax era el decimotercer partido en el que participaba el cancerbero de Mejorada en esta su cuarta temporada oficialmente en el primer equipo blanco, su segunda como segundo portero. Con esta marca en su haber supera así a Jerzy Dudek, que en cuatro años a la sombra de Casillas sólo disputó 12 partidos con el Real Madrid.

Cifras que, más allá de poder revelar la pericia de Adán o del polaco bajo los palos, lo que vienen a poner de relieve es la supremacía de Casillas en el equipo blanco, portero titular indiscutible en el Real Madrid desde hace prácticamente una década. Y sin que nadie haya podido discutirle siquiera esa posición desde que César Sánchez abandonara la entidad.

Casillas ascendió al primer equipo en 1999, con apenas dieciocho años, en una etapa en la que con Illgner al borde de la retirada, el Real Madrid buscaba un recambio bajo palos. No lo encontró en primera instancia en Bizarri, pero sí en César Sánchez, que llegaría en el año 2000 al club blanco. Sin embargo, la progresión de Casillas fue poco a poco eclipsando al cancerbero ex del Valladolid, siendo quizás la final de la Champions en Glasgow en 2002 uno de los momentos clave en ese relevo, con el de Móstoles erigiéndose en el salvador en una noche donde partía como suplente.

Viendo cómo se desarrollaban los acontecimientos, fue en el verano de 2005 cuando César Sánchez decidió dejar Concha Espina, demostrando su valía posteriormente en clubes como Zaragoza, Tottenham, Valencia o Villarreal. Y desde entonces, ya nadie más volvió a discutirle el puesto a Casillas realmente de poder a poder. Llegó Diego López, que en dos años (2005-07) jugó cuatro partidos oficiales con el Real Madrid.  A su vez, también llegó Cobeño, que en una temporada no llegó a jugar siquiera. En 2007 llegaría el turno del propio Dudek, con Codina como tercer portero jugando apenas un partido en los dos años que estuvo en el Real Madrid (2007-09). Y ya en 2009, el mencionado Antonio Adán.

Y en todo este tiempo, mientras que iban pasando porteros y porteros por el banquillo y el vestuario del Real Madrid, Casillas se ha mantenido perenne en la meta del Santiago Bernabéu. Catorce temporadas, tres de ellas como capitán, en las que ha alcanzado casi lo seiscientos partidos oficiales defendiendo el escudo blanco. Algo impensable para el resto de cancerberos que han tenido la desgracia, o la suerte, de coincidir con él en la disciplina del Real Madrid en este mismo tiempo.

Artículos relacionados